El legado cultural judeo-marroquí y los valores de paz, tolerancia y convivencia que preconiza el Reino fueron destacados en Los Ángeles durante una serie de actos organizados esta semana por la comunidad judía marroquí establecida en la metrópoli estadounidense.

Como en los dos años anteriores, los miembros de la Congregación Sefardí "Em Habanim" de Los Ángeles celebraron la Morocco Week, que coincide con el 19 de noviembre, fecha proclamada en 2019 por el Consejo de Los Ángeles como "Día del legado Marroquí".

En colaboración con la Embajada del Reino en y Royal Air Maroc, los miembros de la diáspora marroquí, tanto judíos como musulmanes, disfrutaron de un rico programa cultural que puso de manifiesto el indeleble apego de los marroquíes de todo el mundo a su patria.

Esta semana estuvo marcada por el lanzamiento de la Iniciativa de Estudios Judíos-Marroquíes (Moroccan Jewish Studies Initiative) por la prestigiosa Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Este programa único de su tipo, iniciado gracias a los esfuerzos del antropólogo marroquí Aomar Boum, especialista en cultura judía, tiene como objetivo destacar la cultura judía marroquí, tal y como la conservan los 100.000 judíos de origen marroquí que viven en Estados Unidos.

Este evento estuvo acompañado por un emotivo espectáculo a cargo de una orquesta que reunió a dos figuras emblemáticas de la canción marroquí y hebrea, el marroquí Abderrahim Souiri y el israelí Moshe Louk. Este dúo, en perfecta armonía, interpretó diversas canciones en árabe y hebreo.

Al final de esta actuación, que entusiasmó al público, los dos cantantes recibieron un "Certificado de Reconocimiento" de manos del miembro de la Asamblea legislativa de California, Adrin Nazarian.

En una declaración a la MAP, con este motivo, el rabino Joshua Bittan, subrayó el papel de SM el Rey como defensor de los valores de la tolerancia y la armonía, al tiempo que rindió homenaje a la solicitud con la que el Soberano rodea a los miembros de la comunidad judía marroquí y a sus esfuerzos por preservar el patrimonio judío marroquí.

" es, por su propia naturaleza, un país de armonía, tolerancia y convivencia", señaló el rabino, subrayando que hoy en día, en particular, "el Reino puede servir de modelo de lo que significa la coexistencia de poblaciones de diferentes credos en armonía, respeto y aprecio mutuos".

FuenteBladi

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa ideología perversa que admira la muerte
Artículo siguienteDescanse en paz Sra. Raquel Levy Z”L