Diario Judío México - La discriminación por cuestiones raciales, étnicas vuelve a ocupar la atención del mundo a partir del escándalo generado por el millonario Donald Sterling, propietario de los Clippers, quien intercambió opiniones de corte racista con V. Stiviano, una mujer con la cual se le vinculaba sentimentalmente.

Sin embargo, el tema de la discriminación está más arraigado de lo que pensamos como lo comprobó una campaña que hace algunos años se hizo en  y vuelve a revivir en las redes sociales al no perder vigencia.

Los encuestados fueron niños, quienes respondieron a sencillas preguntas a la hora de elegir entre un muñeco moreno y otro blanco.

“¿Por qué el moreno es malo y el blanco es bueno?”, preguntaba la encuestadora.

Y algunas de las respuestas de los menores iban desde “porque no me gusta el color café” hasta “porque los güeros (rubios) no me dan miedo y tengo mucha confianza” o “los ojos del blanco están bonitos y también su raza”.

El material formó parte de la campaña “ en ” del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y la investigación se llevó a cabo con niños (as) mexicanas siguiendo el patrón de un experimento ideado por los psicólogos Kenneth y Mammie Clark durante la década del 30 en Estados Unidos.

El estudio aclara que “el se transmite y reproduce culturalmente”.

Entre uno de los elementos más curiosos, es que la producción del video resaltó que “no pudimos conseguir un muñeco moreno con estas características en las jugueterías de la Ciudad de […] De hecho se repintó un muñeco negro a un tono de piel más claro y se le cambiaron los ojos azules por ojos de color café”.

En el 2011, la periodista Hilda García en un artículo titulado ” sí es racista…y mucho” se mantenía esperanzada y alentaba a otros a “reinvindicarnos nosotros mismos. Reinvindicar el mestizaje, lo mexicano”.

“Ojalá la nota en un tiempo sea que no es racista o que al menos cuente con medidas que ayuden a disipar esta centenaria práctica en el país. Que este estudio con los niños nos ayude a reflexionar y hacerlos mejores personas de lo que hemos sido hasta ahora”, destacaba la autora.