A pesar de que las grandes empresas invierten mucho tiempo y fondos para subsanar las tradicionales deficiencias de las políticas de “diversidad, equidad e inclusión”, muchas de ellas -sobre todo , y Cigna- no han logrado atender las necesidades de los empleados judíos.

Esa fue la principal conclusión de un informe del 10 de agosto de la organización Stop , que analizó 25 empresas de los sectores de la salud, la confección, la tecnología, la venta al por menor y la belleza y las calificó en tres medidas: plataforma corporativa, alianzas y políticas internas de diversidad, equidad e inclusión.

De las 25 empresas, 17 recibieron una calificación de “D” o “F”. Sólo dos empresas, L’Oréal y American Eagle, recibieron una calificación de “A”.

“En general, la investigación muestra que las empresas han fallado a sus empleados judíos”, concluye el informe. “Las corporaciones necesitan renovar drásticamente sus políticas corporativas y de DEI, y practicar una auténtica alianza para proteger a sus empleados judíos del creciente antisemitismo”.

Al dar una calificación de suspenso a , Cigna y Google, el informe señaló que ninguna de ellas incluye a los judíos ni menciona el como parte de su compromiso con la diversidad y la equidad.

Además, según el informe, en el caso de Google “no se responsabiliza a los empleados por hacer declaraciones antisemitas”, en referencia al incidente de junio en el que el jefe de la empresa para la estrategia e investigación de la diversidad publicó que los judíos tienen un “apetito insaciable por la guerra y la matanza”, y sin embargo no fue despedido. En cambio, Kamau Bobb fue reasignado dentro de la empresa.

Unilever, la empresa matriz de Ben & Jerry’s, ha sido noticia después de que la compañía de helados anunciara el 19 de julio que no venderá sus productos en lo que considera “territorio palestino ocupado”, en referencia a Judea y Samaria y partes de Jerusalén. En el informe se le señalaba por utilizar su plataforma “para enfrentarse al Estado judío, en lugar de adoptar una postura contra el antisemitismo”.

En cuanto a Cigna, el informe decía que, aunque la empresa sanitaria tiene “grupos de recursos empresariales para su diversa comunidad de empleados, no hay ningún grupo para judíos”. Tampoco había hecho ninguna declaración o publicación en solidaridad con la comunidad judía. Otras empresas de atención sanitaria no salieron mucho mejor paradas: United Healthcare, Anthem, Aetna y Humana recibieron una calificación de “D”.

“Los judíos constituyen el mayor grupo de víctimas de delitos de odio religioso año tras año, según las estadísticas del FBI, pero a menudo el pueblo judío no es visto como un grupo perseguido”, dijo Liora Raz, directora ejecutiva de Stop Antisemitism, a Jewish News Syndicate. Los tópicos antisemitas que retratan a los judíos como codiciosos, ricos y que controlan la economía se han colado en la América corporativa, convirtiéndonos en el objetivo definitivo del “privilegio blanco”. Los responsables de la diversidad tienen que hacer un trabajo mucho mejor para “ver” realmente a los judíos e incluirnos en sus prácticas y protocolos de diversidad.”

Trabajando en las mejoras para conseguir la nota

Entre los que obtuvieron una clasificación positiva se encuentra Facebook, que ha sido criticado -más recientemente por la Liga Antidifamación- por no hacer lo suficiente para combatir el odio en su plataforma. El informe, sin embargo, considera que la situación está cambiando.

“Facebook, a diferencia de muchos de los otros gigantes corporativos presentados, reconoció el Día de la Memoria del Holocausto 2021 y la ignorancia que tienen los jóvenes sobre el Holocausto”, dijo Raz. “Además, en agosto de 2020, Facebook fue la única plataforma de medios sociales que prohibió los estereotipos antisemitas del poder colectivo judío y actualizó su política de odio para incluir la negación del Holocausto. Estos esfuerzos y admisiones son enormes y merecen ser elogiados, especialmente cuando los competidores se niegan a hacer lo mismo”.

La compañía de cosméticos L’Oréal fue elogiada por su respuesta después de que se revelara que en 2018, uno de los influencers de su marca publicó tuits antisemitas. Desde entonces, cuenta con una “carta de valores de los influencers” que establece que los influencers de la marca “no compartirán puntos de vista ni participarán en comportamientos que puedan interpretarse como racismo, antisemitismo, homofobia, misoginia, intolerancia religiosa. …”

En cuanto a la empresa de ropa American Eagle, que es popular entre los preadolescentes y los adolescentes, obtuvo una “A” en parte porque tiene un grupo de conexiones judías para que los asociados “celebren la cultura judía a través de la educación y el reconocimiento de los rituales festivos durante todo el año”.

FuenteNoticias de Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos judíos polacos acusan a Israel de crear una crisis innecesaria por la ley de propiedad
Artículo siguiente¿Nos manipulan? Productos orgánicos