Diario Judío México - Sobrevivió a la Inquisición en la España del siglo XV, a la persecución nazi en la Segunda Guerra Mundial y a las guerras balcánicas en la década de los años 1990: la historia de la famosa “Hagadá de ” protagoniza este mes una exposición del Museo Nacional de -Herzegovina.

Titulada “Tres vidas de la Hagadá de ”, la muestra ilustra con documentos, manuscritos medievales y objetos arqueológicos el devenir de esta obra maestra del arte sefardí (judío español) que desde 2017 integra la Memoria del Mundo de la UNESCO.

La hagadá relata la historia de la liberación de los judíos de la esclavitud en Egipto y es leído por las familias judías en la festividad religiosa de Pésaj, la Pascua Judía, que se celebra todos los años en la primavera.

 

 

“La de tiene amplias presentaciones bíblicas con su particular interpretación, su iconografía es única con respecto a otras”, explica a Efe Aleksandra Bencic, comisaria de la exposición, que está abierta al público hasta el próximo día 28.

La fecha exacta de su creación es desconocida pero los historiadores estiman que el conjunto de 142 hojas polícromas de pergamino escritas en caligrafía nació en torno a 1350 en el medieval Reino de Aragón.

El escudo de Barcelona y dos emblemas en forma de una rosa y un ala, que se encuentran en la obra, indican que pudo haber sido un regalo de boda para una pareja de las entonces destacadas familias Shoshan y Elazar.

La Hagadá incluye 69 bellas miniaturas que presentan la creación del mundo, la liberación de los esclavos judíos por Moisés y su éxodo de Egipto.

Además, relata la historia de Josué, sucesor de Moisés, entre otras ilustraciones de este tradicional texto hebreo.

Contiene además descripciones de ritos religiosos judíos y versos de algunos de los poetas más célebres de la época de oro de la literatura hebrea (siglos X a XIII).

No se sabe cuándo exactamente este ejemplar llegó a , aunque lo que está claro es que la trajeron judíos expulsados de España en 1492 por los Reyes Católicos.

 

 

En 1894 el histórico libro fue adquirido por el Museo Nacional de a la familia sarajevita Cohen, que hoy no tiene herederos vivos en -Herzegovina.

“Ha desaparecido la familia. No hemos podido establecer qué pasó con ellos. Posiblemente fueron víctimas del Holocausto como el 85 % de judíos de ”, explica a Efe Jakob Finci, presidente de la Comunidad Judía del país balcánico.

“La Hagadá es el documento más importante que testimonia la presencia de los judíos en este país”, añade.

Hoy viven apenas unos mil judíos en , 700 de ellos en Sarajevo, donde antes del Holocausto había más de 15.000.

Durante la Segunda Guerra Mundial los nazis pretendieron que el entonces director del museo, Jozo Petrovic, les entregase la famosa obra, pero el conservador Dervis Korkut logró salvarla al esconderla en una mezquita en el monte Bjelasnica, al sur de Sarajevo.

Pero el preciado códice no solo sobrevivió el Holocausto sino también a la guerra civil bosnia y al asedio de Sarajevo (1992-1995) gracias a que fue sacada a tiempo del museo y guardada en una caja fuerte del Banco Nacional.

Declarada monumento nacional bosnio en 2003, la Hagadá es -según la UNESCO- “el objeto más valioso que Bosnia-Herzegovina tiene en su Museo Nacional”.

 

 

El visitante encontrará además los minerales a partir de los cuales se hicieron los colores utilizados para las pinturas medievales, así como documentos sobre el primer análisis científico de la obra, efectuado en Viena.

El Museo Nacional de Bosnia-Herzegovina celebra este año su 131 aniversario con esta exposición, organizada con el apoyo de la UNESCO y la embajada de los Estados Unidos en Sarajevo.

Según su director, Mirsad Sijaric, se está negociando llevar la famosa Hagadá a España aunque el traslado es un gran desafío: debido a la delicadeza de sus hojas, el libro se guarda en un recinto especialmente adaptado y asegurado. EFE