Diario Judío México - La comunidad judía de Sudáfrica levantó una protesta luego de que estudiantes anti-israelíes colocaron una cabeza de cerdo en la sección de alimentos de un supermercado de Ciudad del Cabo.

El incidente, que ocurrió en el establecimiento de la cadena nacional de Woolworths, fue parte de una protesta en su contra, porque almacena productos israelíes, de acuerdo con el Congreso de Estudiantes Sudafricanos (COSAS), que organizó la protesta.

COSAS “no va a permitir que las personas que no comen carne de cerdo finjan que están comiendo carne limpia, cuando es vendida por manos chorreadas con la sangre de los niños palestinos,” declaró el presidente de COSAS Siphakamise Ngxowa en un comunicado.

El Consejo Judío de Sudáfrica, el órgano de representación de la comunidad judía de Sudáfrica, criticó la acción por “no tener en cuenta todas las normas de la decencia básica.”

“Hemos visto que se cantó ‘Disparen al Judío” en reuniones públicas y se realizaron amenazas explícitas para llevar a cabo ataques de venganza contra la comunidad judía por eventos que tienen lugar en y Palestina”, dijo el Consejo en un comunicado, que agregó: “Ahora vemos otro caso de cruce del activismo anti- con un flagrante antisemitismo.”

La cadena Woolworths manifestó que estaba consternada por la acción. “La colocación de la cabeza de un cerdo en nuestra tienda es inaceptable y ofensiva para nuestros empleados y clientes, incluidos los empleados y clientes judíos y musulmanes”, declaró Paula Disberry, directora del grupo Woolworths de operaciones al por menor.

La rama local de BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) que ha boicoteando a la cadena Woolworths desde la guerra de verano en Gaza debido a su posesión de productos israelíes, condenó la acción de COSAS. En un comunicado, expresó que “BDS Sudáfrica que no había apoyado, respaldado o alentado la acción, que describió como una muy controvertida forma de la acción militante de los derechos humanos.

No creemos que la colocación de cabezas de cerdos en Woolworths sea correcta; pero tampoco creemos que el apoyo de Woolworths el Apartheid israelí sea correcto. Vamos a hacer todo lo posible para disuadir ambas acciones”.

El movimiento BDS ha celebrado más de 40 protestas en las tiendas Woolworths en todo el país en las últimas semanas. A principios de este mes, la cadena informó que podría acusar a BDS a la Corte por amenazar a su personal y a sus clientes.