14 de abril 1917: Muere el médico, oftalmólogo y lingüista Lejzer Zamenhof

Por:
- - Visto 242 veces

Zamenhof fue el creador del esperanto, una lengua artificial creada para derribar los muros de incomprensión que levanta la diversidad lingüística, hecha no para igualar ni uniformar las mentes de la gente sino para hacerlas más comprensibles entre sí, diseñada por un hombre que era, por encima de todas las cosas, un humanista. Oftalmólogo de profesión, Zamenhof era también lingüista y escritor por vocación y que fue nominado al Premio Nobel de la Paz hasta 12 veces.

Zamenhof comenzó sus estudios en su pueblo natal y los terminó entre Varsovia y Moscú, estudió dos años de medicina en la universidad de Moscú y los cuatro últimos en la de Varsovia; terminó la especialidad en oftalmología en la universidad de Viena. A pesar de haberse decantado por estudios de ciencias, Zamenhof había disfrutado siempre de una especial habilidad para los idiomas, tanto que era políglota: el ruso era su lengua materna pero hablaba también polaco y yiddish (judeoalemán) desde niño; aprendió latín, hebreo, francés, griego e inglés, también hablaba alemán e incluso tenía conocimientos básicos de español e italiano entre otros idiomas.

Terminados sus estudios, se instaló en Varsovia, donde trabajó como médico; Zamenhof era un hombre sensible que sentía como propio el dolor ajeno por lo que la pobreza de sus clientes le hizo trabajar mucho más de lo que cobraba llegando a visitar hasta 30 y 40 pacientes al día; a pesar de su intenso trabajo como médico a duras penas ganaba lo suficiente para sacar adelante a su familia -estaba ya entonces casado y tuvo dos hijos- y aun así sacó tiempo de su vida para el esperanto y para el Homaranismo, una ideología, casi religión, de base humanista cuya idea principal es la ausencia de prejuicios.


Lo cierto es que la gran creación de Zamenhof, el esperanto, tiene más que ver con el humanismo que con la lingüística a pesar de que hablamos de una lengua artificial; fue en su pueblo natal, siendo todavía un niño, cuando el germen de lo que llegaría a ser el esperanto se asentó en su mente; vivía en una comunidad en la que había judíos, rusos, polacos, alemanes y lituanos y con su innata capacidad de observación y de ponerse en la piel de los demás, se daba perfecta cuenta de cómo todas las religiones y las lenguas, como bases de las diferentes culturas, causaban conflictos entre los pueblos.

Tanto el esperanto como el homaranismo surgieron como herramientas con las que derribar los muros de la incomprensión del otro y con el objetivo de borrar las razones que llevan al enfrentamiento entre los pueblos; cabe que Zamenhof no contara, o no quisiera contar, con que las lenguas y la religión no provocan enfrentamientos más que cuando son usadas como armas de manipulación de masas con ese objetivo; lo que este oftalmólogo, lingüísta y casi Nobel de la Paz pretendía era en realidad era que hubiera una lengua y una moral que sirviera como medio de comunicación y comprensión entre las diferentes culturas del mundo.

Zamenhof no fue el único, ni tan siquiera el primero, en pensar en los beneficios de una lengua universal, él mismo estudió volapük, un proyecto de lengua internacional publicado previo a su esperanto; consideró las debilidades del volapük y continuó sus trabajos publicando un primer folleto sobre el esperanto en 1887. Firmó aquel trabajo como Doktoro Esperanto (algo así como Doctor Esperanza) y ese acabó siendo el nombre de su proyecto de lengua internacional: Esperanto.

Publicó aquel primer trabajo en ruso, polaco, francés, alemán e inglés y en diferentes medios de comunicación solicitando comentarios que aseguraba atender para mejorar su lengua internacional; su actividad editorial lo llevó a la ruina pero para cuando ésto ocurrió el esperanto contaba ya con una red de apoyos que sirvió para seguir difundiendo los trabajos de Zamenhof al respecto.

En 1905 se celebra el Primer Congreso del Esperanto en Francia, donde se sientan las bases del Esperantismo y los fundamentos del Esperanto como lengua universal: en 1909 el quinto en Barcelona al que asistió Zamenhof y donde fue nombrado comendador de la Orden de Isabel la Católica por Alfonso XIII.

Zamenhof murió en Varsovia en 1917 sin saber el terrible final que esperaba a sus hijos; resulta paradójico, casi premonitorio, que los hijos de un hombre que había dedicado su vida a trabajar en una lengua universal que facilitara la comprensión entre los pueblos y diluyera los conflictos entre ellos, murieran precisamente por ese odio irracional entre los pueblos… los tres fueron víctimas del Holocausto como casi toda la familia Zamenhof y la mayor parte de los judíos polacos.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: