Diario Judío México - Un hombre de 80 años iba por la calle, se desmayó y lo llevaron de urgencia a una clínica.

Le pusieron oxígeno por 24 horas hasta que se restableció y le dieron el alta.

Pasó por la administración y le pasaron la cuenta diciéndole que eran 500 dólares.

El hombre se puso a llorar!

Le preguntaron:

– “¿Qué sucede? ¿No tiene dinero?”.

El hombre respondió:

– “Sí, afortunadamente tengo mucho más que eso”.

– “Entonces por qué llora”, le preguntaron.

Y contestó: “Lloro porque si por un día de oxígeno tengo que pagar 500 dólares, cuánto le debo a Dios si hace 80 años estoy respirando y no le he dado ni siquiera las gracias”.

Hay tanto que le debemos agradecer a Dios. Hoy podríamos empezar por el oxígeno que respiramos.

Reflexiones para la vida
[email protected]


Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLas mujeres de la modestia: algunas judías de Israel también escogen el velo
Artículo siguiente41 países por la gloria de Eurovisión 2019
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.