Diario Judío México - Por Marian Tatos  ( Publicado en Forward/Forvertz, en  Idish)
Traducción: Adina Cimet

Paréntesis [] en el texto, son de la traductora para contextualizar el argumento de la autora.

Como profesora en Seatle, Washington que soy, ciudad que no tiene un medio social de habla Idish, oigo seguido comentarios desatados sobre este idioma. Propongo aquí revisar algunos con ustedes y pedirle al público lector hacer una promesa colectiva para el año 2020:  tratemos todos de deshacernos de estos malentendidos y dejarlos ya bien enterrados!

Van aquí algunos de los comentarios que me llegan  cuando la gente se entera  que soy profesora de Idish:

  1. “Dígame,  porque decide alguien estudiar este idioma muerto? …además, ya nadie lo habla!”

La ignorancia incrustada en estos comentarios es doble: primero, el comentario muestra desconocimiento sobre el mundo jasidico  esparcido por el mundo. Este grupo judío tradicional habla este “idioma muerto” [cotidianamente]. [El comentario ignora que también hay judíos seculares que lo hablan en su vida diaria y desconoce todos los centros académicos y programas de enseñanza, en el mundo].  Segundo, ‘nadie lo habla’…. ? A quien [ con módica educación] se le ocurriría preguntar, por ejemplo,  porque alguien ha decidido estudiar Latin o Griego,  o dirigirse hacia algún académico del periodo bíblico que estudia Hebreo antiguo y Arameo, y preguntar,  para qué estudian todo eso?  Y los que leen  a Shakespeare en el original,  Ingles tan distinto de lo que se habla hoy, [preguntarían para que usar el original]? Acaso es eso pérdida de tiempo?

Poder estudiar Idish (lengua y literatura),  poder leer documentos y textos de quienes vivieron con el idioma– la lingua franca de más 11 millones de judíos hasta la 2a Guerra Mundial  [ la fracción dominante de un total aproximado de 15 millones de judíos en el mundo] — no solo abre ventanas a ese pasado, [sino que se convierte en una llave cultural para entender y estudiar ese pasado cultural].

  1. ” Idish es tan cómico; multicolor…  me encantan las obscenidades que ofrece y la cantidad de dichos a manera de maldiciones!”

Si, definitivamente, el Idish permite expresar de manera ‘multicolor’, pero obviamente que también es espacio de creación de dramaturgia seria, de literatura variada, con variedad de temas, [desde los más simples e infantiles,] hasta los más sofisticados políticamente hablando. Se describen perfectamente bien, temas como ‘ luchas por un mundo mejor’ como recetas culinarias, [como temas de psicología moderna]. Claro que un chiste en Idish puede ser muy cómico, pero un buen chiste en cualquier otro idioma puede lograr lo mismo. Estereotipar el idioma como si el Idish encarna principalmente un contenedor de una lista de chascarrillos variados, es una forma de socavar  y disminuir el valor [literario y cultural] del idioma.  [Recuérdese que hay un premio Nobel de literatura en Idish, de Bashevis Singer. En su discurso de aceptación, que pueden buscar en Google, ataca claramente algunos de estos malentendidos destructivos que el idioma y la cultura afrentan constantemente].

  1. ” Ay… Idish es tan deprimente!.”

Este tipo de comentario viene de aquellos [que conocen 2-3] poemitas o canciones que describen momentos trágicos del Holocausto ( Shoa) o identifican la pobreza económica [tan profunda  enraizada en la vasta mayoría [de la población judía del período de la entre Guerra.  Obviamente, habían judíos de todos tipos también con formas de vida diferentes: urbanas, burguesas, proletarias, paupérrimas, y agrícolas]. Igual podría ser que han escuchado una canción de cuna en penuria, un poema sobre un amor no retribuido, o algo sobre alguna perdida. Obviamente, del sentir más profundo e íntimo del hombre nace la obra de arte. Francamente, con un poco de estudio sobre el tema,  aparecen en el horizonte los poemas, cantos y cuentos y novelas que describen belleza natural, amor, política y mas. [ Hay posibilidad de expresar en Idish todo, absolutamente todo. Y también, por supuesto,  los capítulos de historia trágica del pueblo Judío. Nada se eso se puede ignorar.].

  1. ” Acaso es Idish el lenguaje oficial de ?”

No.  El único idioma oficial nacional del Estado de , es el Hebreo. [ El Idish se vio reconocido por el gobierno de como segundo idioma cultural de los judíos en los años 90s].

  1. ” Idish es solo un dialecto, derivado del Alemán, o sea, un mal Alemán con una gramática obtusa”!

Esto viene a ser un insulto para el que uno no quisiera ni  tener que dedicarle tiempo y atención; pero obviamente, se le necesita hacer la aclaración a este interlocutor. [ Primero que nada, no está bien definido que es un dialecto y cuando cambia cualitativamente a ser un idioma… pero dejemos eso para los lingüistas]. Vale la pena explicar que el Alemán moderno y el Idish comparten elementos lingüísticos, y claro, a veces, en frases simples, un Alemán parlante y uno que habla el Idish, se pueden comunicar y entender.  Pero la descripción del Idish como dialecto es incorrecta [y negativa] porque ignora y desconoce las otras fuentes complementarias del idioma [e intenta disminuir el valor literario del mismo].  Idish tiene componentes del Hebreo [clásico, casi 40%], de varias lenguas eslavas, etc. [La sintaxis y gramática son totalmente únicas y no se le parecen a ninguna de las fuentes que incorpora.] Finalmente, en el saber del idioma se encuentran incorporados elementos [de la tradición cultural y religiosa judía], produciendo asociaciones y estructuras lingüísticas en forma de expresiones absolutamente peculiares que ninguna persona de habla Alemana puede comprender así nomas.

  1. “Quéalfabeto se usa en Idish”?

No es el alfabeto Latín. El alfabeto de Idish es el mismo que se usa para el Hebreo [ con la diferencia agregada que todas las vocales en Idish tiene una letra correspondiente, mientras que en Hebreo existen solo 22 letras y todas son consonantes].

Los que utilizan transliteración del Idish [o sea, escritura del Idish con letras latinas, lo hacen solo por necesidad práctica, durante reuniones de público cuyo capacidad y conocimiento del Idioma es mínimo.] Esta transliteración es solo una forma popular usada en reuniones de canto por ejemplo, para ayudarle al público. Obviamente, para poder estudiar y leer el original, es necesario aprender el alfabeto.

  1. ” Porque decide uno estudiar Idish cuando hay tantísimas otras cosas que estudiar”?

Para esta pregunta [he perdido la paciencia]…. y le digo a la persona que cuestiona… ‘mire usted,  creo me deja ya en paz… y váyase a lo suyo’. !!

[PS. Esperamos que de los lectores inteligentes  brote un interés genuino y positivo sobre el idioma, cultura y lo que se puede estudiar con él: literatura, historia, sociología, política, literatura comparativa, etnografía, folklor, música, y más. Busquen cursos … busquen maestros,  no se arrepentirán!!].

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorSaveTheMusic Presenta: “Zog Nit Keyn Mol” en español. Con respeto, todos de pie al escuchar el himno de la resistencia
Artículo siguienteCorresponde solo a los palestinos e israelíes definir su futuro, según Rusia
Adina Cimet nació en la Ciudad de México, en 1951, en una familia con raíces Ashkenazies. Su padre Ruben Cimet (1923-2008), nacido en Hrubieszow, Polonia, fue un conocido escultor, arquitecto y distinguido profesor de arquitectura en la UNAM. Su madre Shoshana Ralsky Tartak (nacida en Kaunas, Lituania) es sobreviviente del Holocausto que la confronto de nina, y fue liberada en Bergen Belsen por tropas del ejercito Ingles. Empezo su Carrera como maestro de Idish en las escuelas de Mexico, pero siguio su educacion formal hasta llegar a ser profesora de sociología de la Universidad Nacional Autonoma de México, con estudios de Lincencitura, Maestria y Doctorado de la misma institucion. Es autora de varios libros sobre el sistema político mexicano. En su juventud fue maestra de Yiddish en escuelas comunitarias y persona activa en la vida cultural de la comunidad. Cimet es miembro de los consejos asesores en el Programa de Estudios Judaicos de la Universidad de Drexel en Filadelfia. Ha publicado su trabajo en inglés, español y hebreo, dado conferencias y dirigido seminarios en varios países. Tambien es actualmente docente del Museo Judio de Arte de Nueva York. Es autora de un proyecto educativo para la cultura Idish, y ex directora del sitio web “Cuando estas calles escucharon Idish”, ambos patrocinados por el Instituto Cientifico Judio IWO, creado en Vilna en 1925, pero con sede en Nueva York desde la guerra. El proyecto, concebido originalmente para la juventud judía, pero más tarde ampliado para ser ofrecido a la juventud de Norteamérica y otros lugares, se centra en la cultura Idish en Europa del Este. El proyecto fue probado e implementado en 18 escuelas piloto, 15 en los EE.UU., dos en Israel y una en la Ciudad de México. Carrera Académica Adina Cimet recibió su grado de Licenciatura en Sociología en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) en 1974 con un estudio en Meritocracia y la Educación Superior; su Maestría (1979) y su Doctorado (1992) en la especialidad de Sociología, son por la Universidad de Columbia en Nueva York. Su disertación fue sobre La Comunidad Ashkenazi en México: Un Diálogo entre Ideologías, 1912-1990. De este material la Dra. Cimet publicó el libro Judíos Ashkenazi en México: Ideologías en la Estructuración de una Comunidad. SUNY Press y una variedad de artículos en las revistas de Sociología de la UNAM, en EU e Israel. Su libro, Jewish Lublin (2009), publicado en inglés, está por ser traducido al polaco, por la Universidad Madame Curie y el museo Brama Grodska en Polonia. Es Miembro del Consejo de Asesores del Programa de Estudios Judaicos de la Universidad de Drexel en Filadelfia y del periódico Forward en Nueva York. Trabaja como docente en el Museo Judío de Nueva York y es directora del proyecto educativo para el estudio del idioma yiddish en computadora de Brain Pop. Ha publicado sobre temas de minorías, idiomas, poder y cultura, en inglés, español y hebreo; y ha dictado conferencias y conducido seminarios en varios países. La Dra. Cimet es autora de el Proyecto Educativo para la Cultura Yiddish (Educational Project for Yiddish Culture, EPYC), y además dirigió el sitio “When These Streets Heard Yiddish” (Cuando Estas Calles Escuchaban Yiddish) como complemento de EPYC, ambos patrocinados por el YIVO Institute for Jewish Research en Nueva York. El proyecto, originalmente concebido para la juventud judía pero que posteriormente se expandió para ser ofrecido a todos los jóvenes americanos y de otras partes del mundo, se enfoca en la cultura y forma de vida judía en Europa Oriental. El proyecto fue probado e implementado en 18 escuelas piloto, 15 en los Estados Unidos, dos en Israel y una en la Ciudad de México. Hoy el material es utilizado en cursos universitarios también. El Programa Educativo para la Cultura Yiddish (EPYC, por sus siglas en inglés), elaborado en el YIVO por Adina Cimet y su equipo es una herramienta educativa que incluye un plan de estudios (en dos niveles de profundidad) que intenta familiarizar a los estudiantes con la cultura judía Idish -parlante que se mantuvo vigente en Europa Oriental por espacio de 1000 años hasta su eliminación con el Holocausto Nazi. Los materiales de este paquete educativo -( ver en la página web los PDF’s )- son esenciales no solo para entender historia, cultura, e ideologías modernas, sino que presenta parte de la historia mundial del siglo XX que no embona y está parcialmente marginada en los cursos escolares. Su objetivo – entre otros es magnificar los retos éticos y sociales que nuestros jóvenes deben atender, retos para resolver problemas de coexistencia de grupos, a los que todas las sociedades de hoy se enfrentan.