Caleb hizo callar al pueblo para Moshé, y dijo: “¡ Ciertamente hemos de subir y tomarla
                             pues sin duda podemos hacerlo!”.
                                                               Bamidbar(Números) capítulo 13: 30
Los espías.
El capítulo o parashá que hemos leído el Shabat último requiere de lectura pausada y también de meditación. Ya que
la Torá no es solo un relato de una cadena de hechos históricos o del pasado, por el contrario es un libro lleno de enseñanzas
para la vida del hombre en todas las generaciones y en todos los lugares donde se encuentre.
Grandezas y miserias.
Decimos que la Torá de Israel es EMET o verdad, ya que a diferencia de otros credos, no oculta ningún polvo o residuo bajo la alfombra.
Nuestras Grandezas y Miserias tanto a nivel colectivo como personal son expuestas diríamos casi sin piedad. Y esto es lo que me respondió mi Rebe o rabino que me enseñaba Torá cuando era yo un niño sobre el tema de David Hamélej y Betsabé, que la Torá es como la palabra EMET que inicia con la letra” Alef” (primera consonante del alfabeto hebreo), continua con la” Mem” o letra del medio y termina con la letra” Taf” la última de las 22 letras del alfabeto hebreo. La verdad de la Torá es completa y la mentira es una verdad parcial.
Otras explicaciones.
De hecho uno encuentra otras explicaciones al tópico de los espías, donde los Sabios tallan en la falta de Emuná o Fe o Confianza o Convicción (seguridad humana de lo que piensa o siente) profunda en las promesas de D’os de que pese a las dificultades aparentes todo lo que EL promete más tarde o más temprano por diversos caminos termina por cumplirse.
Israel retorna a Tzión.
Pienso, y no soy el único en esto, la generación que tuvo la oportunidad de ver la destrucción de la casi totalidad de un pueblo durante el Holocausto o Shoá (1939-1945), hasta la alegría inmensa profunda y visceral de ver nuevamente un Estado judío independiente en la Tierra ancestral en 1948. Tenemos el privilegio de haber apreciado en nuestra corta vida terrenal la caída hasta las profundidades mas tenebrosas, hasta la resurrección nacional del pueblo judío.
Obvio, todo esto ha tenido a nivel humano y tiene un costo inmenso en vidas y sangre, pero, igualmente hemos visto un fenómeno de salvación grupal e individual única en la historia humana.
Retorno nacional y espiritual.
Al retorno nacional y territorial, ha seguido una enorme corriente de Teshuvá  o retorno de miles de judíos en diversos grados hacia las fuentes genuinas del . Ejemplo cercano es la Comunidad Judía en la Argentina que hace unos pocos años atrás tenía fecha de defunción o vencimiento, o para otros pregoneros que sentenciaban “crónica de una muerte anunciada”. y por el contrario, hoy la vimos renacida con cientos de jóvenes que vuelven su mirada hacia el camino de nuestros ancestros.
Este fenómeno se da tanto en Israel como en muchas diásporas y es otro evento milagroso que hemos tenido la oportunidad de ver en nuestros días.
Rosas y espinas.
El camino del pueblo hebreo está lleno de rosas y espinas. Con mucho respeto adhiero al dolor colectivo de la judería argentina por el terrible golpe sufrido por la familia Jabbaz que ha perdido a varios de sus integrantes en un terrible incendio, que sucedió acá nomas, a pocas cuadras de casa. Una familia de gente sencilla, respetuosa y querida, y apegada a la Torá. A quien conocíamos, y dos de sus hijas aún pequeñas fallecidas compartían actividades comunitarias con mis hijas.
Entonces, vuelvo a citar el libro Bamidbar capítulo 14 versículo 1: “Toda la asamblea alzó y profirió su voz y el pueblo lloró esa noche”.
No cabe duda que para ese ojo vigía, toda la Torá muestra y podemos encontrar en ella sincronía o sintonía entre el pasado y nuestro presente donde todas las palabras y versículos encastran a la perfección.
Una luz en la oscuridad. Final.
Podríamos pensar muchas cosas, desde resiliencia (en psicología la capacidad humana de superar situaciones traumáticas o adversas con un resultado positivo), hasta volver al carril central de la exposición. Y es el propio texto que nos muestra esa pequeña luz de esperanza entre la inmensa oscuridad. Díez espías hablaron mal de la Tierra de Israel derrumbando la moral del pueblo, pero dos (una minoría) se mantuvo firme en que la conquista de la Tierra era posible. Ellos dos, Yehoshúa hijo de Nun y Caleb hijo de Yefuné muestran que siempre Hashem Todopoderoso deja un resto para la esperanza.
Para concluir, no cabe duda que de tanto en tanto el Anciano de los días(Atiq Yomim alusión a la divinidad al D’os Padre, cita en el Libro del Profeta Daniel 7:9,10) nos pone a prueba(en la biblia la Ancianidad se asocia con la sabiduría y esto también lo podemos ubicar en el libro de Job), y también nos envía castigos por nuestros yerros o como pruebas o por misterios a los que no podemos acceder, pero siempre deja una pequeña abertura para que podamos ver que al final del túnel hay mucha luz.
De igual forma, al final de todo, los judíos pudieron conquistar la Tierra Prometida, aunque no se pueda gozar de una absoluta tranquilidad y seguridad (terrorismo árabe-palestino). Es el deseo de este modesto escritor, que todos podamos conquistar y sobreponernos a nuestros miedos y dudas y dificultades de toda clase, aumentar nuestra autoestima o confianza y firmeza en que podremos superar todas las dificultades reales y aparentes, cada iehudí y iehudí, ya que en cierto sentido somos mucho más que ángeles tal como fue y es el deseo del Creador de toda la tierra y de toda vida.
Shavua Tov
Buenos Aires-Argentina.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa magia y el encanto de Safed ( Tzfat ) en dos grandes festivales : Festival Ladino y el Festival Internacional Klezmer.
Artículo siguienteHow And Why The Big Lie Grows In Importance In The U.S.