El Talmud, junto a la Torá escrita o Pentateuco, representan los pilares de la religión y de la tradición judía revelados por El Eterno a Moisés en el Monte Sinaí. Obra de Sabiduría por excelencia, sus enseñanzas pasaron intactas de maestro a alumno, de generación en generación, hasta nuestros días. El Talmud es una obra asombrosa en muchos sentidos. Tanto por su magnitud como por la enorme diversidad de temas tratados, que van de la teología a la medicina, desde la ética hasta la agricultura, de la vida en el más allá a la interpretación de los sueños, o desde la jurisprudencia hasta la astronomía, prácticamente no hay ningún campo del saber que no fuese abordado por aquellos sabios. El Talmud consta de la Mishná, es decir, las explicaciones orales a la Torá escrita, y la Guemará, que son comentarios sobre el texto de la Mishná.

Su redacción se realizó aproximadamente entre los siglos III y IV, fundamentalmente en arameo y en hebreo. Los millares de páginas que conforman El Talmud, y su estilo único y peculiar, se transforman para el lector y el estudiante en muchos libros a la vez: un texto incomprensible para el que pretende entenderlo con ojos meramente racionales, un desafío inigualable y una aventura intelectual para el verdadero aprendiz, una fuente insondable de sabiduría y enseñanza para el que aprende a descifrarlo, y una escalera infinita de ascenso espiritual para el que se entrega de lleno a su estudio bajo la guía de un maestro. La Editorial EDAF y el Grupo ALEFJOJMÁ se enorgullecen de presentar, explicado y traducido íntegramente al español por primera vez, el TALMUD DE BABILONIA, una magna obra universal de esencial relieve para la cultura de Occidente, que contribuirá a enriquecer y dignificar el acervo intelectual y espiritual de nuestro tiempo.

El Tratado de Rosh Hashaná, literalmente, Año Nuevo, pertenece al Orden Talmúdico de Moed. Consta de cuatro capítulos, treinta y cinco hojas y, de un modo muy general, cabe afirmar que comprende cuatro ternas principales: Los cuatro principios de año del calendario hebreo y los cuatro periodos en los cuales el mundo es juzgado, la santificación del novilunio o primer día del mes lunar, las leyes del soplido del cuerno o shofar en la festividad de Rosh Hashaná, y las leyes de las bendiciones que se pronuncian durante el rezo de Musaf durante la festividad de Rosh Hashaná.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBushlen / Garzas, una canción desde Rusia con amor
Artículo siguienteEspaña/Sefarad 42a. parte: La importancia de este nuevo año para la comunidad española es enorme
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.