subscribase

“Pidolles aos galegos que me perdonen…”

Como he venido insistiendo a lo largo de esta serie, quizás más por lo inesperado que resultó para mí descubrirlo, no es una nación de un solo grupo, es una confederación de múltiples pueblos, culturas y lenguas que a pesar de siglos de represión se han logrado conservar y que ahora se rescatan de la sima donde estaban a punto de morir para lanzarlas a la cima de la nueva y de su creación intellectual.

En esta serie visitaremos varias ciudades, regiones, culturas, pueblos, lenguas, y porque no, épocas históricas sobrepuestas que en conjunto conforman la que creo es la nación europea más dinámica y más bien posicionada –precisamente por su tormentoso pasado- para aprovechar el futuro.

Pero empecemos por el principio, por Galicia, tierra de gallegos, de pequeños comerciantes y agricultores cuyos hijos pródigos regresan anualmente de la diáspora mexicana y latinoamericana para reunirse en ‘avía’ recordar el pasado y compartir los éxitos del presente al igual como, (toda proporción guardada) los migrantes más exitosos regresan a sus pueblos en México a saludar a sus familias, compartir sus historias y presumir sus ‘trokas’ para al final de la semana regresar a su nueva patria a continuar trabajando y seguir recordando.

Pero ¿y los que se quedaron? a ellos los que están en Galicia, tierra limpia, sana, fértil, de gente honesta y trabajadora, pensante e inteligente es un placer conocerlos, convivir con ellos y, en mi caso, enriquecerse con su compañía y aprender de su filosofía.

Si, allí, entre ellos fue donde descubrí lo fácil que es tomar un prejuicio y hacerlo propio -inconscientemente, sin pensarlo pero igual tomarlo y vivir siempre con esa intolerancia.

Ribadavia
El río Avia, a su paso por Ribadavia (Orense), instantes antes de su desembocadura en el río Miño.

Quizás mi caso sea único y quizás haya quien lo comparta conmigo. Yo –y no me es ni fácil ni placentero reconocerlo- llegué a Galicia recordando todos los chistes que en México siempre llevan por protagonista a un gallego, llegue presumiendo que mi mejor amigo es un gallego y que todas las navidades las pasaba yo con mis amigos gallegos igual que lo hace cualquier antisemita cuando se refiere a los judíos y, al igual que la mayoría de estos –los antisemitas, claro-, llegue totalmente convencido de que soy híper tolerante y sin un solo pelo de discriminador.

Afortunadamente –para mí y mi crecimiento personal- todos los gallegos con que me encontré resultaron amables, conocedores de lo que hacían, orgullosos de lo que son y de inteligente conversación.

Desde el afanador del aeropuerto hasta la muchacha de la renta de autos, desde el Presidente del ayuntamiento hasta el guía turístico, el empleado del hotel y el inmigrante colombiano –que para efectos prácticos ya es todo un gallego- todos en Galicia fueron amables, trabajadores, pero sobre todo inteligentes tanto así que ante mis comentarios bien intencionados pero mal documentados y mis exasperantes preguntas no solo me tuvieron paciencia sino que me guiaron con consideración y quizás un poco de conmiseración.

Ante mi pregunta de porque en la diáspora mexicana se había creado el perfil del gallego como ejemplo del español –como decirlo- menos inteligente un joven me contestó: “Quizás porque cuando Alfonso el Sabio –quizás el mejor rey que produjo Castilla- quiso ilustrarse vino a estudiar a Galicia y los que no lo hicieron pues ya sabe la , no fueron tan ilustrados?”.

Alfonso el Sabio es hoy reconocido por la obra literaria, científica, histórica y jurídica realizada por su escritorio real. Alfonso X patrocinó, supervisó y a menudo participó con su propia escritura y en colaboración con un conjunto de intelectuales latinos, hebreos e islámicos conocido como Escuela de Traductores de Toledo, en la composición de una ingente obra literaria que inicia en buena medida la prosa en castellano o sea que, a partir de lo aprendido en Galicia, Alfonso el sabio, uniendo todas las culturas, las lenguas y los pueblos de la de 1250 crea los cimientos de lo que ahora conocemos como la cultura castellana.

Otro gallego, con quien bromeaba yo sobre la relación y parecido entre el gallego y el español me comentó que el habla gallego porque es gallego y por el gusto de hacerlo, sin comparaciones, sin luchas ideológicas, sin poses ni aspavientos sin discutir cual es “mejor” mas “autentico” mas “valioso” mas “idioma” y menos “dialecto” ya que para él lo suyo es suyo y con eso le es suficiente.

Es cierto, de entre todas las lenguas de el gallego podría ser la menos recuperada pero eso no le quita ni valor ni importancia y mucho menos futuro ni un rico pasado.

Lo cierto es que hoy muchos de sus jóvenes, de su futuro, ven su lengua, su cultura y a sí mismos como algo valioso, vital, importante para ellos y para toda.

Y así, sin darse cuenta de la importancia que para mí tenia lo que él me decía, otro joven gallego, tan integro, preparado y valioso como los demás, entre tapa y tapa me señalaba la casa de las hermanas Touza.

schindler-gallegas

“¿Cómo?, me dijo con sorpresa, ¿no conoce usted a las ? Pero si salvaron a centenares de judíos durante la Segunda Guerra ocultándolos en su casa y ayudándoles a llegar a Portugal y salvar la vida” (piense usted que las Hermanas Touza estaban a más de 1000 km. de distancia de los Pirineos, a 500 años de sus vecinos judíos de Ribadavia, y a unos metros de la policía franquista que si bien a veces ignoraba y a veces veía a los refugiados nunca ignoraba a sus “cómplices”)

Curiosidades del destino, vueltas que da la vida que sean dos mujeres, gallegas, españolas, viviendo en la tierra de la inquisición, a años luz de Europa Oriental, las que hayan extendido la mano para salvar a los sobrevivientes de la Europa moderna, más salvaje, mas criminal aún que la medieval y aun así, ellas, sin saber porque, ayudaron a los que el resto del mundo había condenado y en el proceso iniciaron un nuevo círculo que colocó a la inquisitorial en el pasado para abrirle el camino a la que hoy tiene el potencial de reconvertirse en la nueva .

Y así, descubrí que, en Ribadavia, una población de gallegos que a lo lejos parece ser un pueblo somnoliento en medio de grandes extensiones agrícolas de las que también hablaremos más adelante- todos mis ‘conceptos’ o más bien mal conceptos sobre los gallegos quedaron destrozados por la realidad.

schindler-gallegas4

Ya conoceréis conmigo esta ciudad donde – a unas cuadras de la casa de las Touza se encuentran los restos de 2 sinagogas, donde el pasado se unió al presente y extendió su mano al futuro.

Ahí descubrí lo fácil que es crecer con las ideas equivocadas y por primera vez comprendí lo fácil e inevitable que es, para mucha gente ser antisemita sin siquiera darse cuenta, repitiendo tan solo los chistes que escucha, los comentarios “inocentes” de las abuelas o los medios de comunicación que proyectan las imágenes negativas de otros de manera ‘chistosa,’ ‘inocua’ y me pregunté qué hubiera pasado si el empleado del aeropuerto, el guía turístico, el presidente del ayuntamiento, cualquiera de ellos hubiera sido tonto, o hubiera estado de malas, o me hubiera caído mal no mas porque si y entonces yo hubiera podido reafirmar (“corroborar” dirían otros) con la realidad que lo que yo creía o me habían dicho sobre los gallegos era cierto y esto, se proyecta igual sobre los judíos.

schindler-gallegas3

Y si, así como desde Rivadavia las salvaron a más de medio millar de judíos durante la guerra hoy, toda proporción guardada, Antonio salvó a este judío mexicano de sus prejuicios – que ni conocía pero que ahí traía- y le permitió descubrir un mundo nuevo, un mundo de aceptación y tolerancia, de enriquecimiento mutuo del cual, ya sin estos pre-conceptos prejuiciados les contaré en las próximas semanas cuando vayamos conociendo a algunos de los habitantes de Ribadavia y otras poblaciones españolas quienes, sin saber por qué, han logrado preservar las tradiciones sefaradís hasta la actualidad para que una nueva generación las conozca, las retome y las continúe.

Si, aquí, en Galicia, descubrí lo fácil que es ser prejuiciado, antisemita o antiloquesea y lo difícil que es superarlo pero también descubrí lo agradable que es superarlo lo bien que uno se siente al lograrlo (se sentirá así un adicto cuando se libera?) y me preguntó si será así como se sintió Ángel Pulido.

Cuando a principios del siglo XX “re-descubrió” a los sefaradís y al ladino e inicio el acercamiento cultural entre el país y su diáspora sefaradí que tanto sirvieron para crear los cimientos de la de hoy o será así como se siente la misma cuando supera sus prejuicios y las ‘lecciones’ de la inquisición? Será esta sensación de superación de un prejuicio, la que produce ese dinamismo que es el que yo sentí en sus calles y que es el que creo que la prepara para conquistar el futuro.

Hoy, después de haberos conocido, amigos (y ahora si les llamo sinceramente amigos gallegos- y ojalá Ustedes me consideren igual-) os pido una disculpa por haberos pre-enjuiciado, por haber creído lo que inconscientemente me dijeron y les agradezco el haberme recibido y sobretodo el haberme demostrado cuan equivocado he estado.

A ustedes los lectores los invito a conocer Compostela, Ribadavia, Monforte de Lemos, y tantas otras poblaciones de esta nación orgullosamente gallega, orgullosamente española, orgullosamente humana donde además de la gente y los paisajes, la limpieza y la claridad del aire se mezclan el savoir faire y la tranquilidad de la gente en su comida y ni hablar de sus vinos y su pero, sobre todo, los invito a conocer la tradición sefaradí, tanto las piedras como las personas que hoy la preservan así como las oportunidades de negocios que están por todos lados y de los que hablaremos un poco en nuestra próxima entrega.

Por hoy permítanme darles las gracias por todo lo que me enseñaron en esta tierra en donde los judíos vivieron desde hace dos mil años integrados a tal grado que para comprender lo que sucedía es más fácil comparar estas comunidades sefaradís de antaño con el noreste americano actual que con el resto de la Europa moderna a cuyos sobrevivientes recibieron, escondieron y ayudaron en estos pueblos gallegos para que, sobrevivieran, 500 años más tarde a la persecución germana cerrando así un círculo para poder abrir uno nuevo, donde lo sefaradí vuelva a ser parte integral de la sociedad y esta vuelva a beneficiarse de las aportaciones de todos sus miembros.

PROXIMO: El Noroeste Español, Galicia: su gente y las oportunidades de reconstrucción y de inversion.

subscribase

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJudeus em Elvas, 1ra. parte
Artículo siguienteParlamento de Irlanda reconoce simbólicamente al Estado Palestino
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com Jewishwebsite.com eastlandofficesupply.us etc. y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, creo Wordmedianetworks.com e Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia y chaptersync.com la primera plataforma para administracion y sincronizacion de contenidos en medios sociales para organizaciones no lucrativas y franquicias.