Diario Judío México - Shraga Weinberg, ganador de dos medallas de tenis en silla de ruedas en unos Juegos Paralímpicos, será el abanderado de la delegación israelí que participan en los Juegos Paralímpicos de Río.

Cuatro mil trescientos cincuenta atletas de 178 países, que competirán en 23 disciplinas, se darán cita en esa ciudad brasilera entre el 7 y el 18 de septiembre. La delegación israelí está compuesta de 15 hombres y 15 mujeres que competirán en 11 deportes.

Doron Shaziri, tirador paralímpico. Foto de Raz Livnat.

Doron Shaziri, tirador y ganador de varias medallas. Foto de Raz Livnat.

“Para la mitad de ellos estos serán sus primeros Paralímpicos”, dijo el doctor Ron Bolotin, director del Comité Paralímpico Israelí y de la Asociación Deportiva para Discapacitados, en Tel Aviv.

Esta será la décima vez que Bolotin va a unos Paralímpicos. Compitió en natación en seis ocasiones, entre 1980 y el 2000, en las cuales ganó 11 medallas, y encabezó las delegaciones israelíes en Atenas, en 2004, en Beijing, en 2008 y en Londres, en 2012.

La representación de este año es más numerosa que la de 2012, que está compuesta por 25 atletas, debido principalmente a que el equipo femenino de goalball irá por primera vez. Un equipo masculino participó en este deporte en los Juegos de Barcelona en 1992.

El primer equipo israelí femenino de goalball. Foto de Keren Isacson.

enviará por primera vez un equipo femenino de goalball. El deporte se desarrolló en Europa para rehabilitar a personas con discapacidades visuales. Foto de Keren Isacson.

“La capitán es una joven musulmana de Umm al-Fahm [al norte de ], y el equipo tiene gran futuro”, dijo Bolotin a 21c. “Obtuvieron la cuarta plaza en el campeonato europeo y la primera en los Mundiales”.

Aunque los demás deportes paralímpicos han sido adaptados para personas con discapacidad, el goalball se creó en Europa después de la Segunda Guerra Mundial para rehabilitar a veteranos que habían quedado ciegos. El juego consiste en tirar una pelota con una campanilla por dentro a la portería del equipo contrario. Cada equipo tiene tres integrantes, que se guían por el sonido de aquella. Un partido consta de dos tiempos de 12 minutos.

Al preguntársele qué atletas tienen más opción de ganar una medalla en Río, Bolotin destacó a Moran Samuel, campeona mundial de remo en 2015; Inbal Pezaro, ganadora de tres medallas en natación en Londres; Kobi Leon, ciclista; Doron Shaziri, ganador de medallas en tiro en seis Paralímpicos anteriores; e Itay Erenlib y Shraga Weinberg, dúo de tenistas.

La remera Moran Samuel. Foto de Datliv Saeiv.

La remera Moran Samuel, ganadora de varias medallas. Foto de Datliv Saeiv.

 

Estos serán los cuartos Paralímpicos para Weinberg, de 50 años, y Pezaro, de 29. Ambos obtuvieron preseas en pasadas citas paralímpicas, pero nunca oro.

Los atletas paraolímpicos israelíes han ganado 380 medallas desde los primeros Juegos de esa clase, que se llevaron a cabo en Roma en 1960, de las cuales 124 han sido de oro. En los Juegos de Londres obtuvieron una de oro, dos de plata y cinco de bronce. El número de preseas de estos contrasta con las nueve que han obtenido sus compatriotas olímpicos desde 1952. El 2012 fue su peor año: regresaron con las manos vacías.

Itai Erenlib jugará dobles con el veterano Shraga Weinberg. Foto de Keren Isacson.

Itai Erenlib jugará con el veterano Shraga Weinberg. Foto de K. Isacson.

Bolotin dijo que hay diversas razones para esa diferencia.

“Creo que la principal razón es que cuando el movimiento paralímpico estaba naciendo, nosotros éramos una de las naciones pioneras y eso, por lo tanto, nos puso en ventaja. Ahora el nivel de esos juegos se está acercando al de las Olimpiadas y cada vez es más difícil, puesto que los deportes paralímpicos se están haciendo más competitivos y selectos, y los países invierten más dinero en ellos”, dijo Bolotin. “Probablemente no alcancemos las ocho medallas de Londres, pero sí esperamos ganar unas cuantas”.

Aunque la delegación olímpica que asistió a Río fue la más grande en la historia de —47 integrantes—, el equipo paralímpico es más o menos la mitad en número del que fue a los Juegos de Toronto en 1976, donde se llevó 69 preseas.

“El número de participantes que compondrán la delegación final se decide de acuerdo con los criterios de los Comités Internacionales Olímpico y Paralímpico y los respectivos Comités de , y en esta ocasión sólo 30 atletas cumplieron con ellos”, dijo Bolotin.

Inbal Pezaro tiene una buena oportunidad de descollar. Foto de Karen Leibivitz Swet.

Inbal Pezaro tiene buena oportunidad de descollar en natación. Foto de Karen Leibivitz Swet.

 

Los atletas entrenan en los centros Beit Halochem de la Organización de Veteranos con Discapacidad del Ejército Israelí, en Tel Aviv, Haifa y Jerusalén, y en los centros deportivos de Haifa y Ramat Gan, dirigidos por la Asociación Israelí para Niños con Discapacidad.

A continuación la lista de atletas que competirán. Los nombres de los deportistas que han participado en Paralímpicos anteriores están en cursiva. La delegación incluye también 25 entrenadores, acompañantes y personal médico.

 Atletismo: Gadi Yarkoni (maratón)

Bocce: Nadav Levi

Ciclismo: Kobi Leon

Goalball: Elham Mahamid (capitán), Lihi Ben David, Gal Hamrani, Roni Ohayon, Sivan Abrababya, Yarden Adika

Kayak: Pascale Berkowitz

Natación: Inbal Pezaro, Erel Halevi, Yulia Gordiychuk, Iyad Shalabi, Yoav Valinsky

Remo: Moran Samuel (scull individual), Yulia Chernoy y Reuven Magnagy(scull doble)

Vela: Dror Cohen, Arnon Efrati, Shimon Ben Yakov (sonar); Hagar Zehavi, Moshe Zehavi (skud)

Tenis: Itay Erenlib y Shraga Weinberg, categoría de discapacidad elevada (quad); Adam Berdichevsky, categoría de baja discapacidad.

Tenis de mesa en silla de ruedas: Caroline Tabib, Shay Siada, Hagit Brill

Tiro: Doron Shaziri