¡Las vistas, el aire y los olores al llegar a Girona se mezclan en una atmosfera de misticismo con sabor a chocolate!

Al entrar a Girona los grises del cielo, lo verde de la vegetación, sus ríos y sus edificios multicolores nos envuelven para recordarnos que estamos entrando a la tierra que vio crecer el misticismo judío en su máximo esplendor.

Desde las tierras del Languedoc medieval en el suroeste francés que incluyen el ya mencionado Perpiñán y la frontera franco-catalana llegaron a Girona las ideas que aquí conformarían lo que conocemos como la Kabbalá (termino que significa “recibir”) y que es una mezcla de gnosticismo judío basado en la obra de Shimon Ben Yojai (que escribió el Zohar) con neoplatonismo í que incluye la obra de Abraham Abulafia (de la cercana ciudad de Zaragoza) de Isaac de Cec en Girona y sobretodo de Moshe Ben Nahman Gerondi (conocido como Nahmanides y como RaMBaN acrónimo de Rabbi Moshe Ben Najmad) quien vivió en Girona –su nombre en catalán era Bonastruc ca Porta- y aglutinó a su rededor el circulo kabbalistico de Girona que entre muchas otras creó obras tan influyentes como el “Sefer Hamitzvos” (Tesoro de la Vida), “La ley del Hombre”, el “Libro de la Redención”, etc. y que además de todo es especialmente reconocido porque protagonizó la famosa disputación provocada por los dominicos (la orden más activa y perniciosamente anti-judía) y donde ellos, en la persona de Pau Cristia se enfrentaron a Nahmanides quedando tan mal parados que los propios dominicos presionaron para establecer una ley que prohibió cualquier futura disputación publica para así “evitar la triste condición en que habían quedado las ideas de esta orden” y “la lamentosa imagen” que su incapacidad de rebatir los argumentos del Ramban dejaron en quienes presenciaron este maratón filosófico medieval.

En Girona las ideas de la Kabaláh Languedoquiana se convirtieron, en manos de estos catalanes, en un testimonio milenario que se extendió a lo largo y ancho no solo del mundo de aquel entonces sino también del nuestro donde las ‘escuelas’ o ‘grupos de estudio cabalísticos’ se encuentran en casi cualquier ciudad del mundo impartiendo – a veces comercializando- pero siempre motivando a otras personas a pensar y meditar con las ideas de este grupo de sefaradís gerundenses que vivieron aquí, en estas calles de Girona hace 900 años y que para quien así lo desea, siguen tan vivos como entonces.

¿Recuerda usted cuanto hemos insistido en que la nueva es como un “plato de Pietri” donde están todos los elementos esperando ese momento mágico que los reúne y reactiva para crear resultados que superan con mucho la suma de las partes?

Si es así, Usted comprenderá que es lo que encontramos en Girona donde se han conjugado las angostas callejuelas, con la colección de lapidas judías más grande de esa época en las que quedó grabada en piedra la memoria de sus vidas mientras que la científica y filosófica quedó grabada en la obra de sus intelectuales que incluyen por igual astrónomos, físicos, médicos, pensadores y escritores que por medio de sus libros superaron sus límites geográficos y temporales y se expandieron no solo hasta el mundo de hoy sino también al de mañana donde, estudiantes de todo el mundo, peinarán sus pensamientos para tratar de comprender y enriquecer su mundo.

Los libros de Ezra Ben Selomo, Azriel, Iona Ben Abraham, Jacob ben Sheset, Nahmanides y muchos más cuya influencia en el pensamiento místico-religioso judío solo será igualada 800 años mas tarde en Vilna, La Jerusalém de Oriente.

La imaginación y la creatividad judías vuelven, según parece, con ganas de recuperar el tiempo perdido.
La imaginación y la creatividad judías vuelven, según parece, con ganas de recuperar el tiempo perdido.

En Girona, el judaísmo sefaradí encontró la cúspide de su presencia mística en obras que aun hoy nos acompañan, -como si el tiempo no hubiera pasado-, y nos abrazan entre sus bosques que huelen mas a México que a con el aroma de esta bebida llegada de la Nueva hace 500 años y que hoy nos invita a sentarnos, tomar una taza de chocolate caliente y disfrutarlo mientras leemos al Ramban en un abrazo del ayer con el hoy que en pocas otras ciudades del mundo se da con esta intensidad.

Regalo del Samson Trust a la ciudad de Gerona representando las aportaciones científicas y metafísicas de la comunidad a la sociedad general.
Regalo del Samson Trust a la ciudad de Gerona representando las aportaciones científicas y metafísicas de la comunidad a la sociedad general.

Y así, recorriendo los siglos y la geografía de la vida judía, la presencia de la comunidad de Girona (unas cuantas almas en una pequeña ciudad medieval que fue expulsada hace 615 años) demuestran el poder del intelecto de esa época que reúne -en un cuadro cosmopolita que hoy abarca el mundo entero- la memoria que hoy, en sus lapidas, edificios, mikves y callejuelas rescata laboriosamente una ciudad ansiosa por reconocer su pasado y la influencia universal que el mismo tuvo.

Desde Girona, este nivel de pensamiento místico judío no se repitió sino hasta 700 años mas tarde y a miles de kilómetros de distancia, en la ciudad de Vilna de donde también, en su momento de máxima lucidez –el periodo entre guerras- la población local lo destruirá –igual que en Girona- como contrapunto claro a las sociedades que viviendo en un mismo universo llevan vidas que pudiendo enriquecerse mutuamente se contraponen y destruyen en lo que la misma Cabalá caracteriza como la eterna confrontación del bien y el mal.

Y entre pensamientos místicos de ayer, realidades del hoy e ilusiones del mañana nos sentamos en la madre tierra del misticismo para disfrutar de una bebida llegada a Europa gracias a los científicos de esta ciudad, que por exitosos fueron expulsados y que sin embargo, hoy nos acompañan para invitarnos a crear un nuevo mundo basado en la mutua colaboración.

Y así, bebiendo chocolate mexicano a la “gironesa” nos deleitamos mientras escuchamos desde Vilna una canción mexicana que le canta al Rey del Chocolate cerrando un circulo místico-creativo-gastronómico que solo viniendo a esta ciudad podrá Usted comprender y absorber en toda su intensidad.

Girona no solo fue un centro intelectual de primera envergadura sino que también, como normalmente sucede, la influencia de sus inteligencias afecto el mundo político que las rodeaba y así, surgió acá el concepto de la “aljama” organización de judíos que representaban a la comunidad ante las autoridades reales (en este caso cristianas) obteniendo prebendas, permisos y facilidades que en teoría beneficiarían a toda la comunidad aunque muchas veces beneficiaban primero a estos representantes y a veces solo a ellos.  El concepto de la Aljama fue creciendo para la comodidad de Reyes y autoridades que asi tenían que tratar solo con una o unas cuantas personas y no con la comunidad con todas sus diversidades y diferencias internas.

Así como Girona marcó un camino específico a la Kabalá, la Aljama lo hizo para las comunidades teniendo momentos de grandes logros y otros –como los del judenrat alemán creado a imagen y semejanza de las aljamas- donde el resultado fue catastrófico para las comunidades.

La diferencia entre ambos extremos está marcada quizás por la condición que la propia Aljama adoptó.

Donde fue ilustrada, inteligente y visionaria sirvió para engrandecer a la comunidad dejando siempre los intereses personales de sus miembros en un segundo plano a los de la comunidad toda y promoviendo la diversidad de opiniones, actitudes y posiciones ideológicas para que, por medio del libre intercambio de ideas todos se beneficiaran.

En cambio cuando los dirigentes de la Aljama pusieron sus intereses personales por delante de los de la comunidad y sus posiciones ideológicas se consideraron las únicas correctas la Aljama no solo no ayudó sino que perjudicó seriamente a las comunidades y terminó como decíamos, en los tristes judenrats de la Alemania Nazi.

No es pues sorprendente que los nombres de los que fueron capaces de guiar a la comunidad sean recordados cuando quienes las mal dirigieron fueron olvidados.

En Girona los conflictos – igual que en Ámsterdam siglos más tarde- fueron enormes porque en ambas hubo individuos pensantes que cuestionaron el status quo y las ideas ‘de moda’ del momento.

Interesante ver la influencia que hasta la fecha tuvo Girona donde los lideres sirvieron no de guías sino de catalizadores y la de Ámsterdam donde impusieron sus ideas a toda costa y terminaron ahogándose a sí mismos y lanzando a su ciudad hacia el ominoso olvido de la cuando en manos de Spinoza estaba lista para retomar la estafeta de Girona.

Y así, 800 años después de que se inició su camino a la gloria me preguntó si habrá alguien listo para retomar la estafeta de la creatividad y la libertad de pensamiento que caracterizó a esta comunidad y estoy seguro, que entre quienes nos leen, quienes viajen a la ciudad y quienes usen su imaginación encontraremos a quienes estén listos para seguir ascendiendo por el camino marcado por los gerundenses.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHolocausto, estrella de redención lingüística
Artículo siguienteEl Museo Memoria y Tolerancia presenta la exposición: “Armenia. Una herida abierta”
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com Jewishwebsite.com eastlandofficesupply.us etc. y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, creo Wordmedianetworks.com e Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia y chaptersync.com la primera plataforma para administracion y sincronizacion de contenidos en medios sociales para organizaciones no lucrativas y franquicias.