En un hecho, la reciente legalización de la marihuana para su uso medicinal y "Recreativo" en algunos estados de la unión americana rompe con ciertos paradigmas en y en el mundo. La pregunta que corresponde a como país es: ¿Nuestra juventud está preparada? (Cabe mencionar que en este artículo no se tomarán en cuenta aspectos económicos, de seguridad, crimen organizado, etc... Únicamente el aspecto sociocultural y pública.)

¿Y por qué solamente ese aspecto? Porque al final de cuentas ese sería el aspecto más importante a evaluar antes de cualquier otro. En un país de alrededor de 112 millones de personas, de los cuales 29,706,560 son jóvenes entre 15 y 29 años, (INEGI 2010) aunando que somos el tercer país con el porcentaje más alto de la OCDE de "NINIS" (no estudian ni trabajan) nos pone a pensar seriamente un tema tan delicado como este; No podemos atrevernos a comparar con Holanda, un país con una de las calidades de vida más alta del mundo, o con Uruguay donde su población es de apenas 3.3 millones de habitantes, mucho menos con EE.UU. donde ley es ley, donde vender este tipo de productos a menores de edad es penado gravemente.

Se imaginan... El comercio ilegal afuera de secundarias y prepas de todo el país, la grave falta de educación que poseemos como nación, la pésima atención que brinda el gobierno a adolescentes con problemas de adicciones. Sin dejar de mencionar que actualmente existen drogas legales como el alcohol o el cigarro que aún son en y en el mundo ¿incapaces de detener su consumo? Suena ilógico quererle agregar otro más. Ni Bob Marley en el más lejano de sus "viajes" hubiera propuesto algo como tal.

Estoy de acuerdo, "un cigarro perjudica más a la que un churro", algunas de las justificaciones que podemos encontrar alrededor del mundo, pero seamos honestos, ¿No es la marihuana conocida en EE.UU. como "The bridge drug" (la droga puente)?

Creo, el gran problema de la drogadicción en la juventud es el hecho de querer saciar de inmediato esa ausencia de placer, los jóvenes están urgidos de placer, urgidos de sentirse plenos en un mundo cada vez más competitivo y más presionante, que al mismo tiempo incita a vivir con más ansiedad.
Y ese, creo es el más grave de los errores. -Te drogas, a los 10 minutos la droga surtió efecto en tu organismo, sientes una sensación agradable, no requirió esfuerzo, solamente unos cuantos pesos (en algunos casos provenientes de lo padre) y lumbre.- Creo que antes de someter a un debate y una votación de este tema en el país, se necesitan muchas cosas antes, como implementar la educación, invertir en tecnología, llevar nuevamente a los salones de clases el civismo y los valores y no solamente dejarlos en un libro de texto. Como decía Confucio "Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes."

¡Nos estamos olvidando que los verdaderos placeres en la vida, sentirse pleno, sentirse triunfador, generalmente vienen después de un largo esfuerzo!

2 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAlfredo Joskowicz, Férreo impulsor del cine mexicano
Artículo siguienteHermanos que discuten. Cómo y cuando intervenir
Ex-Alumno del Colegio Hebreo Tarbut y actual pasante de la licenciatura en Psicología Organizacional en la Universidad de las Américas, Ciudad de México. Jugador del fútbol del CDI desde los 5 años. Aficionado del deporte, orgulloso de sus raíces judías, y amante del Estado de Israel.