E2 vs EB-5: ¿Qué camino se ajusta mejor a sus objetivos?

La del COVID-19 ha llevado a muchos de nosotros a cuestionar nuestros objetivos de vida, nuestros valores y, por extensión, nuestro lugar de residencia. Cómo ha visto en los últimos dos años, muchos empresarios extranjeros han optado por establecerse en Florida, en Texas, Arizona o en otras partes de los para aprovechar el clima, las numerosas ventajas fiscales y las políticas gubernamentales más flexibles entre otros lugares de los . Sin embargo, la inmigración a los puede ser muy compleja para los que no conocen los criterios específicos de cada visa.

¿Qué visa eligir?

Antes de emprender esta aventura, es importante distinguir entre dos programas muy populares para inversionistas: el permiso de trabajo E-2 y el programa EB-5. De hecho, la primera es una visa temporal que no conduce al estatus de inmigrante, mientras que la EB-5 le permite obtener una visa de inmigrante y, por lo tanto, acceder a la famosa “Green card”. El permiso de trabajo E2 es generalmente mucho más corto de obtener, alrededor de 3 a 4 meses en comparación con los 12 meses del EB-5. Sin embargo, la E-2 requiere que la persona sea ciudadano de un país que tenga un tratado comercial con los Estados Unidos (como Mexico), lo que no es el caso para el EB-5.

Ambas visas requieren ciertas inversiones monetarias. Para la visa E-2 se menciona que se debe realizar una inversión “sustancial” en una empresa estadounidense. En práctica, muchos coinciden en que el monto de esta inversión es de al menos $100,000 USD.

La visa EB-5, por otro lado, requiere que el empresario invierta un mínimo de $1.05 millones en un negocio de los EE. UU., a menos que esa inversión sea en un entorno rural o en un lugar con un desempleo bajo. Si es así, el monto de la inversión es de $800,000 USD. Independientemente del monto, para esta visa se requiere que el emprendedor pueda generar al menos 10 puestos de trabajo.

Otro de los requisitos es que la inversión, por ley debe ser una inversión de riesgo, no obstante los vehículos de inversión con los que nuestra firma trabaja ofrecen el retorno de la inversión después de 5 años. Estos desarrolladores pueden explicarle al inversionista detalladamente los mecanismos que existen para que su inversión sea segura. de igual manera recomendamos que hablen con sus asesores financieros.

Adicionalmente, es importante saber que se puede utilizar deuda (de un banco o compañía) para financiar la inversión, existen varias instituciones financieras que podrían asistirlos.

Finalmente, cabe señalar que para la visa E-2, el empresario debe demostrar que posee al menos el 50% de la empresa u ocupa un puesto ejecutivo de alto nivel con una contribución significativa a las operaciones de la empresa.

Programas beneficiosos para el emprendedor y su familia

Además de las múltiples ventajas para el emprendedor, estos programas también permiten que el cónyuge y sus hijos (menores de 21 años) se beneficien de estas mismas ventajas. Además, no se requiere que el empresario y su familia tengan conocimiento del idioma o un diploma específico.

Sin embargo, los beneficios de los hijos varían en estas visas. El permiso E-2 expira para los hijos al llegar a los 21 años, esto puede ser algo importante a considerar ya que no podrán quedarse bajo el estatus de sus padres. Al contrario de la EB-5, los hijos no perderán su “green card” al llegar a la mayoría de edad.

¿Quieres embarcarte en una aventura para disfrutar plenamente de los EE.UU.? Es más que necesario estar adecuadamente acompañado por profesionales de inmigración que puedan gestionar todo el proceso y tranquilizarlo en todas las etapas que conducen a su nuevo estatus.

Para obtener más información, comuníquese con nuestra firma en recepcionmx@exeolaw.com o directamente en nuestro sitio web en www.exeolaw.com