Diario Judío México - El pasado Mayo, durante el congreso internacional de educación que organiza la Universidad Hebraica, me di cuenta de un interesante punto sobre nuestros colegios. Después de la sesión semiplenaria vespertina, la ponente invitada, la Mtra. Raissa Somorrostro, se quedó por cerca de 20 minutos platicando con varias de la maestras de los colegios.  Raissa ha sido consultora educativa por mas de 20 años y ha trabajado en docenas de instituciones, algunas de las mas prestigiosas de . Después de su charla, se acerco conmigo, y me hizo una observación: Ustedes cobran colegiaturas similares a las de los colegios de elite, pero pagan sueldos a sus maestros comparables a los de las escuelas de nivel socioeconómico C.  Podrían elevar significativamente el nivel de sus escuelas si trajeran maestros de primer nivel, como los del Americano, el Asunción, el Greengates, etc., pero deberían aumentar significativamente los sueldos para eso.

Yo le trate de explicar las razones, como becas o shlijim de , que hacen que los colegios de la red sean tan caros de operar, pero eso no la convenció.  Después empezamos a comparar diferentes áreas y factores entre los colegios de la red y algunos de los colegios de elite, y finalmente llegué a una conclusión: el costo desproporcionado de los colegios comunitarios radica en que se contrata un gran número de personal de apoyo y administrativo. Mucho mas, proporcionalmente, que escuelas de primer nivel en .

Si eso fuera todo, seria fácil saber como reducir costos, y por tanto, incrementar los salarios y la calidad de los docentes.  Pero la realidad es mucho mas compleja que eso, y para entender la problemática, debemos examinarla de manera sistémica. No tenemos datos precisos, pero podemos estimar que hoy en día, trabajan entre mil y dos mil mujeres miembros de la comunidad en alguna capacidad docente o administrativa en los colegios de la red comunitaria.  Eso significa que, fácilmente, la red es el principal empleador de mujeres en nuestra comunidad, y por tanto, una importante fuente de ingresos para nuestras familias.

¿Imaginen que sucedería si las escuelas, en un intento por incrementar la eficiencia, reducir el gasto, y así atraer maestros profesionales de alto nivel (la mayoría de los cuales no son miembros de la comunidad) despidiera a 300, 400, o mas mamás de la comunidad? ¡El impacto en la economía de las familias comunitarias seria catastrófico!

Es por ello que yo creo que de facto, las escuelas comunitarias tienen una doble misión: No solo la de educar a los niños, sino la de proveer de ingreso y alternativas profesionales a muchas de las mamás de la comunidad que las necesitan.

Un ejemplo, platicaba con una de las maestras de la una escuela de la red, que estudio comunicaciones, y por un tiempo, antes de tener hijos, trabajo en una reconocida agencia de publicidad.  Sin embargo, después de tener hijos, el trabajo en el ambiente publicitario, que demandaba largas horas y compromisos, no era realista.  Ella estaba en la necesidad de contribuir, aunque fuera con un salario menor, a la economía familiar, así que decidió incursionar en la docencia.  Como madre comunitaria, con excelentes credenciales pero poca preparación y ninguna experiencia, su una opción era un colegio de la red.  Rápidamente encontró trabajo como maestra de asignatura en preparatoria, y poco a poco se fue integrando mas y mas hasta que termino como docente de tiempo completo.  Si la dejamos ir a ella a favor de un maestro profesional, acreditado y titulado, esta mujer no tendría grandes opciones profesionales, y tendría que o regresar al mundo de la publicidad, afectando a sus hijos, o quedar desempleada.  Ambas opciones poco apetecibles.

No puedo, en este corto ensayo, si quiera pensar en proponer una solución a este dilema. Sin embargo, podemos al menos hacer conciencia de que la doble misión de las escuelas es muy importante, y que cualquier alternativa que pensemos de cómo elevar el nivel educativo de nuestras escuelas debe de verse desde una perspectiva sistémica, y considerando cuales son las consecuencias al resto de nuestra comunidad.

 

 

El Dr. Moisés Salinas Fleitman es el nuevo director del proyecto de la Universidad ORT en Responsabilidad, Emprendimiento y Liderazgo Social, y co-autor con su hermano Jaime del libro “Tu Hijo en el Centro: Una nueva visión educativa para la era digital”

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEl recorrido del adicto a los juegos de azar
Artículo siguienteSimjat Torá, la alegría de la Torá
Moisés Salinas Fleitman es un investigador con reconocimiento internacional, profesor de psicología, activista sionista y presidente de la organización Meretz USANacido en la Ciudad de México, D.F. en 1966, fue miembro activo de organizaciones sionistas desde joven. Fue Secretario General del Movimiento Juvenil Sionista Dor Jadash en 1985-1986.Salinas Fleitman estudió en el Instituto para Lideres de la Diáspora Majon L'Madrijei Jutz La'Aretz, en Israel in 1984-5, y emigro a Israel en 1986 donde estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Durante sus años de estudiante, fue activo en los movimientos Paz Ahora y en el ala estudiantil del partido Mapam.Actualmente funge como Director Académico de la Universidad Hebraica.