La vida es el don más grande que tenemos, lo más valioso, y es tan frágil que en un momento se nos va.

Menospreciamos realmente la vida al no disfrutarla al cien por ciento dejando que la amargura, la tristeza, las preocupaciones y otras calamidades nos arruinen el panorama.

Realmente es triste que no podamos disfrutar la vida en plenitud.

Si esperamos a que se terminen los sufrimientos y se resuelvan todos nuestros problemas para disfrutar la vida, podemos darnos por frustrados.

La clave está en disfrutar la vida en medio de las adversidades, porque si miramos bien, nos daremos cuenta que a pesar de tanta adversidad, la vida es un don maravilloso.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos Profetas
Artículo siguienteMéxico: Siglo XXI