Diario Judío México - Según la Biblia hebrea los primeros hebreos estaban formados por una mezcla de tribus que se unieron en un solo pueblo hace más de 2,500 años, en el Cercano Oriente. Después se produjeron una serie de exilios y la Diáspora que esparció los judíos en pequeñas comunidades alrededor del mundo. ¿Son los modernos Judíos los descendientes de estos Israelitas, como le proclama la ciencia moderna?

La historia provee una respuesta incompleta. Las raíces de la fracción más pequeña de la moderna población judía, la del Medio Oriente, conocida como los Judíos Orientales, pueden fácilmente ser trazadas desde la época bíblica. Como sabemos,la judeidad sefarad, formada por los judíos que llegaron a Iberia y al Norte de África a través de los siglos, ha sido mermada por las conversiones masivas. El origen de los judíos ashkenazis es más dudoso. Los dos mil años después de la destrucción del segundo Templo, que vieron a los judíos esparcirse por y Asia, están poco comentados en su historia.

Una teoría controvertida, alguna vez muy difundida entre los historiadores y el público, indica que la mayoría de los judíos modernos de serían descendientes de conversos. Los predecesores de los judíos ashkenazis, supuestamente no proceden de la Palestina antigua, pero más bien de la pagana Khazaria, un imperio medieval de la Eurasia, que existió entre los siglos séptimo y decimo. Según la teoría turca o judía, en le siglo octavo o noveno, el rey Bulan decidió que era tiempo para la realeza adoptar una religión formal. Estudió detenidamente las tres religiones monoteístas. Supuestamente la judía le llamó más la atención que sus rivales. El sucesor de Bulan, Obadia aprendió la Mishna y el Talmud y fortaleció los vínculos de su familia con el judaísmo, invitando rabinos en su reino y construyendo sinagogas. Hasta se supone que todo el reino se convirtió al judaísmo.

Pero que nos dice la historia? La realidad es una mezcla de mito y de misterio. Unos fabulistas de las Tribus Perdidas piensan que una pequeña población judía llegó a lo que sería Khazaria, en la época del exilio asirio, en los llanos del norte del Cáucaso. Después algunos judíos emigraron a esta región alrededor del siglo séptimo. Atrapados entre la ola emergente del Islam y la cristiandad bizantina, los que fueron expulsados de Constantinopla por Leo III, se dirigieron al norte en la vecina Khazaria.

Los Khazares eran unas tribus semi-nómadas, de ascendencia mayormente turca, que se unieron para formar un reinado independiente,que llegó a abarcar una región que se extendía del norte de Bizancio hasta la zona de Kiev, en Ukrania.Desarrollaron un ejercito poderoso, protegiendo Bizancio de las hordas bárbaras y bloqueando la expansión árabe hacía . Se supone que practicaban cultos paganos, pero el Rey Bulan cambió estas supersticiones de un día para otro. Al principio de los años 50 la leyenda de los judíos khazares se difundió, ya que algunos estudiosos notaron que muchos judíos de Oriental tenían el cabello rojo y los ojos azules, cosa no muy acorde con los rasgos semíticos. También notaron que el yidisch, que contiene muchas palabras alemanas pero es sintácticamente un idioma eslavo. Partiendo de estos elementos concluyeron que los judíos modernos no eran hijos de , pero descendientes de conversos paganos de la Turquía eurasiática.

El propagandista más influyente de la teoría khazarista fue Arthur Koestler, un judío nacido en Budapest, sobreviviente de la , que emigró a Inglaterra. En su libro ” La decima tercera tribu” escribe que Khazaria fue invadida por los Rus,una tribu vikinga y después aniquilada por los Mongoles, en el siglo trece. Los judíos conversos sobrevivientes del derrumbado imperio probablemente regresaron a sus tradiciones paganas o tomaron las creencias islámicas o cristianas. Algunos emigraron al oeste de y se mezclaron con pequeños grupos judíos que vivían allí para formar la semilla de la judeidad ashkenazi. Para comprobar esta especulación Koestler juntó anécdotas históricas, notando por ejemplo que la Biblia hebrea menciona un pueblo conocido como Ashkenaz que vivía en Armenia. La mayoría de la judeidad mundial puede que sea khazar y no semítica, concluyó. Sus ancestros no llegaron del Jordán pero del Volga, no de Canan pero del Cáucaso, supuesta cuna de la raza aria. Genéticamente están más relacionados con los Hunos, y las tribus magyars que con la semilla de Abraham, Isaac y Jacobo.

Estudiosos y genecistas están gradualmente separando los hechos de la ficción. Kevin Brook, un eminente experto de los judíos de Khazaria, está convencido de que la conversión en masa es apócrifa. Khazar, como le indican las fuentes, se refería propiamente a la etnicidad delos Reyes y de los nobles, y no a la mayoría de la población. Basadas en fuentes históricas, únicamente la corte real y algunos nobles selectos se convirtieron. Khazaria tenía la fama de ser un imperio multiétnico. Su corte suprema consistía en dos judíos, dos cristianos, dos musulmanes y un pagano. Algunos historiadores especulan que los leaders khazares escogieron el judaísmo para poder comerciar más seguramente con todos los pueblos vecinos, mayoritariamente cristianos y musulmanes.

Pero no queda comprobado que toda la familia real se haya convertido al judaísmo. Algunos miembros sí se convirtieron voluntariamente, pero en cuanto a los demás, los reyes les garantizaban la libertad de religión y no obligaban las masas a la conversión. Los Eslavos, Godos Kalizos, Bulgaros y otras tribus de Khazaria, quedaban en libertad de practicar, y probablemente seguían practicando su antigua religión, mayoritariamente pagana, y poco a poco se acercaron al judaísmo,el cristianismo o el Islam. Pero el judaísmo se volvió religión de Estado y los que eran judíos tenían más facilidad de escalar posiciones en el Gobierno. La evidencia arqueológica de una presencia judía en Khazaria son las monedas de plata encontradas que llevan frases como ” País de los Khazares” y ” Moises es el Profeta de Dios”. Además existe un supuesto intercambio de correspondencia entre Hasdai, un eminente judío español y el Rey khazar del momento llamado Josefo,documentos conservados en la Biblioteca Cristiana de Oxford. Estas monedas y estas cartas comprueban la ´posición oficial del reinado de que los judíos gobernaban Khazaria.

Ya que no todas las facciones tribales adoptaron el judaísmo,la importancia de le presencia judía puede únicamente ser estimada. Inclusive en su apogeo el número de judíos khazares probablemente no pasaba de los 30,000, de una población total de 100,000, incluyendo unos miles de la nobleza y de la realeza.

La teoría de la conversión en masa quedó vigente hasta los años 90. En 1993, en una de las primeras utilizaciones del marcador del cromosomo- Y -, unos científicos italianos compararon el ADN de Ashkenazis y Sefaradis con no- judíos viviendo en Checoslovaquia, supuestamente representando los posibles descendientes de gentiles de la del Este. Si los judíos eran conversos eslavos las mutaciones tendrían que ser similares. La repuesta fue sorprendente por otros motivos. Por la primera vez había una evidencia poderosa de que los judíos alrededor del mundo compartían un linaje común, procediendo del Medio y Cercano Oriente, prácticamente libre de conversiones. El linaje masculino de los judíos tenía más en común con él de los Libaneses que con él de los Checos no judíos. Los genecistas estimaron que la contribución de no -judíos masculinos a los genes ashkenazis es muy baja, menos del 1% por generación.

Esto fue la primera evidencia genética de que los judíos ashkenazi s de hoy día no descienden mayoritariamente de conversos. ¿Entonces como concuerda la realidad con la evidencia genética e histórica?.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Ana Binder Z”L
Artículo siguienteLas matanzas en Siria y el veto de Rusia y China