Diario Judío México - El principal diario islamista urdu en Pakistán Roznama Ummat, considerado como cercano a los talibanes afganos y a los Servicios Internos de Inteligencia del ejército paquistaní (SII), alegó en un informe de que , estando del lado de los talibanes en contra del gobierno democráticamente electo de , ha concluido un trato secreto con el grupo yihadista.[1] Sin embargo, no existen pruebas independientes de que efectivamente se haya alcanzado un acuerdo secreto entre los y el Emirato Islámico de (la organización de los talibanes afgana).

y el Emirato Islámico firmaron un acuerdo sobre el futuro de el 29 de febrero, 2020 (ignorando la existencia del gobierno democráticamente elegido en ), el cual allana el camino para la retirada de las tropas estadounidenses de . El acuerdo, firmado en Doha, fue alcanzado tras 18 meses de negociaciones entre los y los talibanes.

Luego de eso, los y el Emirato Islámico continuaron sus conversaciones, ignorando nuevamente al gobierno afgano elegido democráticamente, para garantizar que el acuerdo Doha sea implementado y comiencen las conversaciones internas afganas sobre el futuro de , facilitándole muy posiblemente a los talibanes compartir el poder en el gobierno afgano y delinear la gobernabilidad del país, su y su ejército junto al lineamiento del sharia, tal como lo exige el grupo yihadista.

Varias de estas reuniones entre funcionarios estadounidenses y el Mulá Abdul Ghani Baradar Akhund, jefe de la Oficina del Emirato Islámico en Doha, tuvieron lugar en la capital de Qatar en los últimos días de junio y la primera semana de julio del 2020.[2] El 3 de julio, el portavoz talibán Zabihullah Mujahid confirmó las conversaciones con un equipo del enviado estadounidense Zalmay Khalilzad y Adam Boehler (Director Ejecutivo de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los ), señalando que discutieron, entre otros temas, «estrategias y planes económicos para numerosos países regionales destinados al crecimiento financiero, la reconstrucción y el desarrollo del futuro de Afganistán».[3]

Estas conversaciones tratan sobre la reconstrucción de Afganistán, ignorando nuevamente la existencia del gobierno democráticamente electo en , como si los talibanes fuesen el partido con el cual debatir el futuro de Afganistán.

«Los [Estados Unidos] están listos para concederle a los talibanes todo tipo de facilidades, todo tipo de ayuda y reparos»

El diario Roznama Ummat, en su informe publicado el 1 de julio, 2020 en el que se alega un acuerdo secreto entre los talibanes y Estados Unidos, declaró: «Si las conversaciones entre los talibanes afganos y el gobierno de no tienen éxito y los talibanes afganos desean cercar por la fuerza, Estados Unidos no se opondrá y lo describirá como tema interno [de Afganistán]. A cambio de ello, Estados Unidos desea su presencia en Afganistán».

«No solo Estados Unidos y China han establecido sus intereses con los talibanes, que siendo estos el actor fuerte en la región, en conversaciones secretas Estados Unidos ha acordado entregar lotes, pero evita anunciarlo abiertamente», señaló el diario pro-talibán en su informe. Se espera que las conversaciones internas afganas entre el Emirato Islámico y una delegación afgana, que se celebrarán en la capital qatarí de Doha, discutan el futuro de Afganistán.

El diario pro-talibán basó su informe en «fuentes internas no-identificadas con los talibanes afganos». Este agregó: «Estados Unidos, en lugar de retirarse [totalmente] de Afganistán, desea llegar a un compromiso con los talibanes afganos para la protección de sus intereses. Y para ello… está listo para darle a los talibanes todas las facilidades y todo tipo de ayuda y reparos».

«Si Estados Unidos desea mejorar sus relaciones futuras, entonces el [centro de detención] Bahía de Guantánamo tendrá que ser cerrado»

El diario Roznama Ummat declaró: «Durante las reuniones entre los talibanes afganos y funcionarios estadounidenses celebradas ayer [30 de junio, 2020] el Mulá Baradar le exigió al Secretario de Estado estadounidense [Mike Pompeo] que libere a los ciudadanos pakistaníes, afganos, árabes y a Haji Basheer que se encuentran encarcelados en Cuba [es decir, el centro de detención Bahía de Guantánamo]».[4]

Estados Unidos capturó a estos individuos durante los años posteriores al 11-S. En el 2019, hubo informes incorrectos en los medios de comunicación de que Haji Basheer, también conocido como Haji Bashir Noorzai, había sido liberado del centro de detención Bahía de Guantánamo.

«El Mulá Baradar le dijo a Mike Pompeo: Si Estados Unidos desea mejorar sus relaciones futuras, entonces el [centro de detención] Bahía de Guantánamo tendrá que ser cerrado y todos los presos encarcelados allí, incluyendo aquellos pakistaníes y árabes, deberán ser liberados para mejorar la confianza mutua. Los talibanes afganos garantizarán que los árabes [liberados] no lleven a cabo ataques [terroristas] contra los Estados Unidos», dijo el diario.

El diario urdu también citó a un «líder talibán» no identificado diciendo: «Las familias de algunos encarcelados en Cuba [Bahía de Guantánamo] se han contactado con los talibanes y les han pedido ayuda en resolver este aspecto. Por lo tanto, existe gran probabilidad de que Estados Unidos le entregue estos individuos a los talibanes».

El diario pro-talibán agregó: «Si los talibanes logran que los árabes, pakistaníes y afganos encarcelados en Cuba sean liberados, entonces los talibanes emergerán en la región [alrededor de Afganistán] como una nueva potencia y el papel de los talibanes a futuro será ser decisivo».


[1] Roznama Ummat (Pakistán), 1 de julio, 2020.

[2] El Mulá Abdul Ghani Baradar Akhund es también el emir adjunto del Emirato Islámico para asuntos políticos.

[3] AlemarahEnglish.com (Afganistán), 3 de julio, 2020.

[4] Mulá Baradar es un abreviado de Mullah Abdul Ghani Baradar Akhund, quien dirigió los 18 meses de conversaciones con Zalmay Khalilzad, el enviado estadounidense, en Doha.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.