Había una vez un lugar en el cual buscaban un rabino y les llegó uno muy importante, el Rabi Abraham Ibn Ezra. Este rabino no tenía mucha suerte, no era tan bonito y se veía muy pobre, no tenía ropas nuevas que pudieran decir mucho de él.

Este rabino, cuando llegó a ofrecer su trabajo a esa comunidad, la gente lo rechazó por su aspecto y le dijeron que ellos buscaban a un rabino bonito con barba larga (de aquellas con la cual se pudieran atrapar peces cada vez que entrara al mar a nadar).

Así que el rabino se puso muy triste y como tenía mucha hambre se fue al mercado a comer algo. De pronto observa a un señor con barba larga y blanca vendiendo tomates y pepinos. Se le acerca y le dice: “Oye, ¿cuánto ganas al mes?”, y el señor le responde que más o menos mil dólares. Así que el rabino le ofrece cinco mil dólares al mes si trabaja como rabino para una comunidad.

Al escuchar esa oferta aquel señor se alegra, pero al mismo tiempo se puso muy pensativo sabiendo que él no es rabino y lo único que sabía hacer era vender tomates y pepinos. El rabino le dice que esté tranquilo, que él va a guiarlo, que lo único que tenía que hacer era entrar con las manos arriba como diciendo que trabajaba con los ángeles y controlaba el tráfico del cielo.

Este señor acepta la propuesta y cuando llegan a la comunidad las personas dicen: “¡este sí es un rabino y es el que estábamos buscando!”.

En una clase, un señor le pregunta a Rabi Abraham: “¿Cómo se debe hacer el rezo de shajarit?”, este se acercó al ‘rabino’ y este pronunció dos palabras, seguido a esto la gente escuchó una hora de enseñanza acerca del rezo de shajarit, pero se preguntaron: ¿Cómo es posible que con solo dos palabras y tu tradujiste todo eso?”, y él dijo que eso fue lo que alcanzó a escuchar, hasta de pronto había mucho más.

Después de dos meses la gente pidió hablar directamente con el nuevo ‘rabino’ sin traductor ni nada, así que este señor no sabía qué hacer y le pidió ayuda a Rabi Abraham ibn Ezra quien le dijo que esté tranquilo, la gente siempre hace tres preguntas: “La primera es ¿qué hacer si se caen los Tefilin al suelo? y les responderás lo siguiente: los levantas, le das un beso, pones algo para tzedaká, haces un rezo y ya está. La segunda pregunta que te van hacer es: ¿Qué debo hacer si uno tiene problemas con su señora?, lo cual es muy común, así que tú le dirás que regrese en una semana y en ese tiempo las cosas se arreglarán y todo estará bien. La tercera pregunta que te harán es: ¿cómo hacer para que la carne sea kosher?, y tu les dirás que deben primero hacer shejitá, revisar los pulmones, ponerlos en agua y si salen burbujas no es kosher, de lo contrario el animal es kosher y se puede comer.”
Aquel señor repasó las tres preguntas con las tres respuestas y Rabi Abraham ibn Ezra se fue del lugar.
Inmediatamente llegó una persona y le hizo la primera pregunta: “¿Qué hago para que la carne sea kasher?”; este señor pensó: “la primera pregunta es la primera respuesta” y dijo: “Lo que debes hacer es levantarla, darle un beso, hacer un rezo especial y dar unas monedas para Tzdaká y ya está”. Las personas dijeron que el rabino enloqueció totalmente con el tema de los ángeles.

En eso llega la segunda persona con otra pregunta y le dice: “Rabino, ¿Qué hago si mis tefilin se han caído al suelo?”, este señor pensó: “segunda pregunta, segunda respuesta” y dijo: “Ok, venga la próxima semana”. Airada la persona le pregunta al rabino: “¿Cómo así que la próxima semana, que tiene que ver el tema de los tefilin con regresar la próxima semana?”, a lo cual el rabino respondió: “¡Oye, yo soy el rabino, ven la próxima semana!”.
La última persona hizo la pregunta más importante, que fue la siguiente: “Rabino, tengo problemas con mi esposa, ¿qué hago?”, así que este le respondió: “Oye, primero hazle shejitá, sácale toda la sangre, revisa sus pulmones y ya está!”.

La Parashá que leeremos esta semana trata del pecado del becerro de oro. Como bien sabemos el pueblo de Israel esperaba a Moshe Rabenu y viendo que no llegaba, las personas construyeron un dios al cual adorar, la pregunta es: ¿Cómo pudo ser posible que fueran tan tontos en aquel entonces? hacer el becerro de oro en el presente y decir que fue el dios que los sacó de Egipto en el pasado, sabiendo que fueron ellos mismos los que lo fabricaron.

La primera pregunta que uno se hace al ver que la gente adora algo inerte, cometiendo con ellos idolatría, es: ¿cómo es posible que alguien que tenga un gramo de inteligencia en su cabeza pueda hacer eso?
Maimónides explica la evolución de la idolatría de la siguiente manera: al principio todos creían en Di-s; luego, en el momento en el que ya no veían a Di-s, necesitaron un mensajero o un medio para conectarse con Él, entonces pensaron en el sol, por ser tan fuerte y tan grande.

Esto parece sensato, puesto que cuando uno no puede hablar directamente con el presidente, se habla con el intermediario para poder comunicarse con él.

Al pasar de generación en generación, las personas olvidaron que ese sol era simplemente un enlace y empezaron a adorarlo como el Di-s mismo, por su fuerza y todo lo que representaba además.
Es exactamente lo que pasó en Egipto, el pueblo de Israel vio que en Egipto tenían al cordero como dios, y cómo puede ser que tengan a un cordero como dios, ¿acaso por su carne?
Obviamente ellos nunca pensaron que ese cordero era Di-s, pero ellos si tenían conexión con ese cordero ya que es sabido que el signo zodiacal del mes de Nisan es un cordero, ellos lo que querían en realidad tener es, que a través del contacto con el cordero terrenal, poder tener contacto con el cordero del signo celestial.

El pueblo de Israel vio y escuchó que Di-s ordenó sacrificar un cordero el 15 de Nisan. Es decir, en el día más importante del signo, Di-s les dice en otras palabras que ellos deben romper esa conexión que tenían los egipcios con su dios. Con esto, ellos dedujeron que hay conexión entre las cosas terrenales y lo que está en el cielo.
Se dice que las diez plagas de Egipto se dieron para romper las diez conexiones terrenales con los diferentes dioses egipcios, como lo es el Nilo, la fuerza del agua, la luz, la naturaleza y todo lo demás.

Volviendo a la Parashá, se lee que el pueblo de Israel al ver que Moshe no llegaba, creyó que Moshe había fallecido, así que como no pueden estar sin un líder, decidieron tener contacto con Di-s a través alguien o algo. Se preguntaron ¿por qué llegamos a Egipto? fue debido a Yosef, ¿debido a quién salimos de Egipto? también se debió a Yosef y por los huesos de él es que se abrió el mar. Siendo así las cosas, concluyeron que Yosef es el verdadero líder y entonces deben ahora conectarse con él. Sabemos que el signo de Yosef es un toro y por eso es que el pueblo de Israel produjo un toro, no con el fin de llegar a pensar que ese era Di-s, sino para tener una imagen de un líder con la cual conectarse. (El pergamino que arrojaron al fuego del cual fabricaron el becerro tenía escrito “Sube Toro”, el mismo que usó Moshe para localizar los huesos de Yosef)

La línea que separa la idolatría y Di-s es tan delgada como un hilo y cualquiera puede atravesarla.
La gran fuerza que tiene la naturaleza la podemos apreciar en una tormenta o en un paisaje muy bello, pero sabemos que es Di-s el que está presentado en todo, a veces cuando pedimos la bendición de un Tzadik o vamos a la tumba del Tzadik más grande a pedir una bendición, sabemos que esto es una mera conexión y que es Di-s quien está arriba haciéndolo todo. Por tanto, si tenemos en cuenta esto, encontramos la diferencia entre hacer y no hacer idolatría. Eso fue lo que pasó en la salida de Egipto.
Existen muchas películas y documentales que explican que todo lo sucedido en aquel entonces fue producto de la naturaleza. Por ejemplo, comentan que el viento sopló de tal forma y por eso fue que se abrió el mar
Y está bien pensar de esa manera, ya que bien sabemos que Di-s hace parte de esa naturaleza, Di-s no está separado de la naturaleza ya que el mismo la creó. Por eso debemos pensar que Di-s está presente en cada acto de la naturaleza, desde una semilla hasta en el crecimiento de un árbol.

En purim leemos la Meguilat Esther, y en la Meguilá no aparece ninguna vez el nombre de Di-s. Cuando leemos la Meguilá podemos pensar que todo lo que sucedió fue algo casualmente natural, que casualmente el rey Ajashverosh hizo una fiesta en la cual mandó a matar a su esposa y que luego encontró una mujer bonita que casualmente era judía, que después Mordejai por suerte descubrió a dos malhechores que querían asesinar al rey y que después Haman cae de su puesto (así como pasa en la política, unos bajan y otros suben). Si lo vemos de esa manera y lo catalogamos como algo natural nunca pensaremos que Di-s está presente.

Pero es todo lo contrario, por eso en toda la Meguilá el nombre de Di-s no aparece, ya que en toda la historia, Di-s está oculto, supervisando todo lo que pasa, ese el mensaje de toda la Meguilá, saber y reconocer que es Di-s quien se encarga de hacer todas las cosas.

Por eso ese libro se llama Meguilat Esther, y Meguilá viene de la palabra Legalot – revelar, y lo que se revela es que Di-s está oculto detrás de todo momento y lugar.

Al inicio de la Parashá leemos que la gente debía de traer medio shekel. Dicen los Jajamim que ese medio shekel era para limpiar el pecado del becerro de oro, pues la gente de aquel entonces olvidó que hay un Di-s que está arriba y lo que hicieron fue que se conectaron a través de un medio material nada más.
El dinero de hoy en día, se puede decir, que es el becerro de oro. Las las tablas de la ley se parten en frente del becerro de oro, es decir, por el dinero la gente se olvida de Di-s.

Se dice que en aquel tiempo dieron su dinero para tener un Di-s (el becerro de oro) y hoy venden a Di-s para tener más dinero.

Con el dinero uno puede hacer lo mejor, pero también puede hacer lo peor, por eso dicen los Jajamim que Di-s le enseñó a Moshe cómo era el medio shekel, y lo hizo mostrándole una moneda de fuego. Comentan que Moshe no entendió que el medio shekel tiene que ver con el pecado de becerro de oro, por ello Di-s le mostró una moneda de fuego, es decir que el fuego puede ser lo más peligroso si no se sabe controlar, pero también puede llegar a proveernos de cosas buenas: calentarnos, ayudarnos a preparar nuestra comida, etc.

Por tanto, tú puedes escoger entre las dos cosas, todo lo que tenemos lo podemos hacer por idolatría o por la Mitzvá más grande.

Si uno olvida que encima de todo está Di-s, es idolatría. Si uno piensa que la plata es todo y sus negocios prosperan por su propia mano y olvida que es Di-s quien le ayudó, esto también es idolatría. Pero si con la misma plata que ganó en algún negocio, reconoce que es Di-s quien lo ayuda siempre, y da Tzedaká, ayuda a los necesitados, está realizando la Mitzvá más grande.

Así debe hacerse la limpieza del pecado del becerro de oro, en aquel tiempo olvidaron que hay un único Di-s y se conectaron con fuerzas terrenales, es decir, la limpieza viene del elemento más material como lo es el dinero y hay que saber usarlo para conectarse con Di-s.

Uno puede saberlo todo y tenerlo todo. Pero el orden que va a poner en la cosas va a marcar toda la diferencia. Como aquel “rabino” que sabía todas las respuestas, pero no las tenía en orden. ¡Simplemente las conectó mal!
Que logremos a conectar las cosas con orden y podamos ver a Di-s en todo.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorKadima lamenta profundamente la pérdida de la Sra. Vele Zabludovsky Z”L
Artículo siguientePresenta la Sinagoga Justo Sierra su programa cultural para el 2016
Nació en Jerusalén el 29 de enero de 1988. Estudió en la escuela “Derech Tvuna” (Ramot - jerusalem) la primaria, posteriormente cursó en la Yeshiva “Imrey Noam” tres años. Se graduó de la yeshiva de altos estudios “Tora Or” en Jerusalem siendo el rosh Yeshiva uno de los grandes de la generación: el Rabino Chaim Pinjas Shainberg que en paz descanse. Durante 4 años de los cuales aparte de los estudios comunes,incluyeron cursos de alta cultura, rabinato, y judaísmo de análisis espirituales, historia, Ciencias y religiones. También hizo todos los estudios rabinicos incluyendo los examenes en PIRHEI SOSHANIM - DAAT. En esta época comenzó a escribir su primer libro nombrado “Toldot Hazman” (Generaciones del tiempo) el cual ya esta en el mercado con treinta mil ejemplares y esta en proceso la sexta versión que pronto saldrá en español a la disposición del publico hispanoparlante. El libro abarca toda la historia con explicaciones especiales y profundas de los sucesos importantes, combinándose con los Midrashim no tan comunes junto con los descubrimientos científicos recientes. En el año 2007 fue llamado a la yeshiva “Or Tora” del Rab Shaul Maleh shlita estudiando Jabruta con el y ayudando a encontrar fuentes a sus conferencias. En el año 2009 se regreso a Israel para casarse, con su esposa Margalit, ella es maestra y origen de las fuerzas para el Rabino. Un mes después regreso a México nuevamente con Rab shaul maleh en su colel, durante estos años ayudó a Rab Amram Anidjar a preparar los diversos temas de sus conferencias y de sus libros hasta hoy en día. En el 2011 fue llamado a Bogotá – Colombia para dar clases por un mes y medio en distintos lugares. Después, Regreso a México al colel Shuba Israel de estudios halájicos y talmúdicos, estudio con Rab Eliahu Admoni el rosh colel del mismo y dio clases de Daf Hayomi en la noche, apoyando a personas que estaban en proceso de acercamiento. De vez en cuando dio conferencias a estudiantes en Morasha, institución en la cual se dedica al comienzo del camino del judaísmo a estudiantes universitarios. En el año 2013 fue llamado a la comunidad de Cali- Colombia para dar clases y conferencias durante un mes, siendo también Jazan, le pidieron que venga también en las fiestas para acompañarlos, estas oportunidades se han convertidos en vivencia para la comunidad de Cali como el Rabino de la comunidad - Colombia. A mediados de este año gracias a dios nació su primera hija Shir en la ciudad de Cali. Fue destacado como el rabino principal de la comunidad en la cual ha logrado levantar la comunidad en menos de dos años, de muchos aspectos. En 31 de mayo de 2015 se fue hacer cargo del rabino principal de la comunidad de Guatemala. En 2015 ha terminado su segundo libro llamado toralogia. (En español) lo logró lanzar en diferentes países en miles de ejemplares. Al mismo tiempo está trabando en su tercer libro de "Pirkei Avot" y cuarto libro sobre Israel. En 2016 Termino también estudios de diploma sobre PNL internacional, consejería familiar y diploma en teología de Israel. Aparte de eso esta estudiando historia y filosofía en la universidad abierta en israel. El Rabino tiene maestría de ciencias humanas y sociales via Unesco. El rabino tiene una especialidad de clases en temas diferentes y a difundido sus clases y artículos en diferentes páginas en todo el mundo y en más de 100,000 personas en sus páginas. Ultimamente se puso mucho enfoque en muchos eventos con líderes de todas las religiones y políticos de alto nivel en América latina para difundir la verdad sobre Israel y aumentar amor y tolerancia en el mundo.