A modo de introducción:
Este texto no pretende ser una panacea para todos los problemas de la humanidad, ni una receta para encontrar pareja (esa receta todavía no se ha inventado), sino una relación de diversas experiencias que pueden ayudar un poco, porqué estimado lector el saco que a mi me queda tal vez a ti no, pero lo puedes acomodar un poco a ti, si te gusta.

Diario Judío México - En este escrito me referiré un poco a los famosos “savoir faire” y “savoir vivre” franceses, por cierto un poco olvidados últimamente, si llegásemos a conocerlos y a utilizarlos nos iría mejor, y nos servirían de por vida. Son los franceses maestros del buen vivir y del arte de amar.

SAVOIR FAIRE – literalmente “saber hacer” contiene muchos matices. Desde saber conducirse en sociedad y hablar con toda clase de gente y de todas las edades, hasta responder con ingenio y elegancia un insulto, o ignorarlo. Es en suma embellecer la vida, qué agradable es tratar con gente fina, amable, que sepa conversar, quienes tienen esas cualidades se pueden considerar aristócratas. Desafortunadamente, hoy en día se ha perdido la cortesía.

La riqueza no da la finura, no toda la gente adinerada sabe cómo conducirse y a algunos ni les interesa. Es el tacto una de las mayores virtudes en el trato con la gente, no cuesta ningún trabajo expresarse bien. Dentro del término expresarse bien, entra el evitar la maledicencia, hablar mal de toda la gente amiga o no amiga. A veces se puede reír un poco a costillas de una persona, pero hacer críticas nocivas, es una cosa detestable. Las personas que viven criticando son desagradables y es bueno evitar su compañía no trae nada bueno.

SAVOIR VIVRE – “saber vivir” es muy importante, es hacer uso en general de todo lo bueno que la vida pueda ofrecerte, especialmente hacer lo que te gusta y disfrutarlo, cuanta gente hay que teniendo todo, ni hace lo que le gusta, ni disfruta, posiblemente sea masoquista, en realidad, será más feliz así. Siéntete libre, se auténtico, no oigas a los que te quieran disuadir: no hagas esto, eso es difícil o está mal, a esa gente no la escuches, ellos no se atreven a experimentar ni a ser diferentes.

Ni te importe lo que piensen o lo que digan de ti, posiblemente sea envidia o cobardía lo que les impide vivir como tú. La vida debe ser como un paseo, deberíamos “flanear” un poco más. Dedicarnos a trabajar en lo que nos gusta, muchos no lo hacemos por miedo a la falta de dinero, pero cuando hacemos el trabajo que no solo nos gusta, sino también nos divierte, siempre tendremos las condiciones para hacerlo y lo haremos bien. (flanear, caminar sin rumbo fijo)

Para el buen vivir es importante el amor y el amor para recibirlo, hay que darlo ¿si no das amor cómo esperas que te lo den a tí? Da alegría a los que te rodean, eso es actuar con amor, no se a quien le agradan las malas caras, las expresiones agrias, a mi no, para nada me gustan. Se quiere “al mimoso y no al hermoso”. Qué bueno es ver a la gente sonriendo, las sonrisas crean un ambiente festivo y se sienten las buenas vibraciones. Haz cosas audaces, extravagantes, al fin se nos dice que solo se vive una vez, no se si encarnaremos pero como no lo sabemos es mejor divertirse ahora que estamos aquí.

No voy a comenzar a quejarme de la gente con malos modales, pero la verdad: qué les cuesta a estas personas comportarse amablemente? Es momento de embellecer el mundo no de afearlo y parece que a eso estamos dedicados de un tiempo a esta parte. En fin a estas alturas deben estar un poco aburridos, así que mejor les escribo unas pocas sugerencias para que les mejoren las relaciones, aquí, sabe más el diablo por viejo que por diablo, pues ya no soy una jovencita.

La Pareja

Los que ya tienen pareja, tendrán que tomar en cuenta varias cosas, nada está garantizado, los que piensan que ya no tienen que esforzarse para tener contenta a su pareja, están en un gran error. Toda relación debe cultivarse, es cierto que te casaste con una persona porque te gusta, la amas, pero no pierdas de vista que es bueno prestarle siempre atención y respeto, tu pareja es tu igual.

1.- Se dice que todos los hombres son iguales, eso no es verdad cada uno tiene su personalidad, hay ciertos patrones de comportamiento por imitación, porque como descendemos de los monos, nos gusta actuar igual que nuestros semejantes, pero no es lo más recomendable. Tampoco todas las mujeres son iguales, hay que saber con quién estamos, qué le gusta y qué le molesta.

2.- Las mujeres deben olvidar las quejas, recriminaciones y lamentos el “ya no me quieres” “no me haces caso” etc. debe eliminarse, es muy aburrido y no conduce a nada, si algún día uno de los dos quiere una escena de celos y enojo, que sea un día, solo por ver qué pasa, pero no más y de ser posible tomarlo a risa.

3.-Es un hecho que muchas mujeres, hacen lo contrario de lo que deben hacer para conseguir lo que quieren. A los hombres no les gustan los lamentos y a veces nos da por lamentarnos de más, los reproches y reclamaciones son detestables. Es mejor pedirle a la pareja lo que se quiere de bonito modo, con cariño y también dejarse proteger un poco por los señores, a ellos les gusta protegernos. “Un día un sobrino mío que tendría entonces como 15 años de edad, me abrió la puerta del auto. Agradablemente le dije, vaya eres todo un caballero, ya no hay caballeros!! Él me dijo muy seriamente, lo que pasa es que las mujeres ya no saben ser damas”. Creo que es cierto, ya somos tan independientes que no damos oportunidad a ser tratadas como damas. Para ya no abundar en este asunto ya muy trillado les apunto las reglas que, a mi juicio serían útiles para una buena relación de pareja.

1. No permitir faltas de respeto, ni incurrir en ellas;

2. Ser considerados;

3. Tener buen sentido del humor;

4. Las mujeres, procurar verse atractivas, también los hombres, sin exagerar, a nadie le gusta estar con maniquíes.

5. Ser espontáneos y cariñosos, sin exagerar, no hay que pasarse de melosos.

6. Seguir frecuentando a las amigas y amigos de la soltería, cuando se toma una pareja se sabe que esa persona no es recién nacida y tiene amistades y relaciones, anteriores eso de que renuncio por todo a ti, no es necesario, es estúpido y además denota falta de personalidad. Eso si se le da prioridad a la pareja.

7. Ser generosos, mutuamente, no solo en el bolsillo (la gente tacaña es horrible) sino en todo lo que necesite generosidad. Eso es muy bueno.

Yo puse lo que a mí me parece que sería bueno, ustedes pueden añadirle lo que gusten y les acomode.

Ojalá y este escrito les sirva y les haya agradado, quiero aquí agradecer a la gente que me lee, ¡son unos héroes y los quiero! Muchas gracias.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorUn día en Twitter
Artículo siguienteLeón Rozitchner, el filósofo que vio en la oscuridad
Sara Hazán es una pintora, grabadora y escritora mexicana. Nació en Milan, Italia, Desde muy temprana edad, ha vivido en la ciudad de México, en donde ha estado casi toda su vida. También vivió en otros paises algunos años.

Su pintura es figurativa, costumbrista y de brillante colorido.Tiene también aficiones de escritora, publicó un libro de cuentos que contiene algunas experiencias que ha presenciado o vivido a lo largo de su vida. Tiene varias obras en colecciones privadas, en Colombia, Costa Rica, EE.UU., Inglaterra e Israel.