Diario Judío México - Humorista y escritor ruso. Sus obras incluyen novelas, cuentos y teatro. Entre sus trabajos destaca el musical  (1964), que se basa en el personaje Tevye el lechero, llegando a ser la primera obra teatral que tuvo mucho éxito, sobre las peripecias de un judío de Europa del Este.

Su verdadero nombre fue Sholem Yakov Rabinovitsh o Rabinowitvz. Su familia era de Pereyaslav, Ucrania. Lamentablemente su madre falleció cuando él tenía trece años. A los quince, inspirado en Robinson Crusoe escribió su versión judía de dicha novela. Se puso el pseudónimo de Sholem Aleijem, que significa “la paz esté con ustedes”.

Abandonó su hogar al culminar la escuela exitosamente (1876), y se dedicó a enseñarle a la hija de un pudiente mercader, Olga Loev, quien llegó a contraer nupcias con él (1883). Fruto de ese matrimonio tuvieron seis hijos, entre los que figuran el pintor Norman Raeben, el escritor Lyalya Kaufman, cuya hija Bel Kaufman es una escritora norteamericana reconocida por su libro Up the Down Staircase.

Inicialmente Sholem Aleijem escribía en ruso y hebreo, pero desde 1883 hilvanó más de cuarenta volúmenes en yídish. La mayoría de escritores rusos desempeñaban su oficio en hebreo, que era utilizado en la liturgia. Sin embargo, él lo hizo en yídish (idioma mal llamado jargon o jerga).

Llegó a acumular una significativa fortuna; sin embargo, en 1890 la perdió por un desbalance en la bolsa de valores. Continuó escribiendo en yídish, pero posteriormente lo hizo en ruso para un diario en Odessa. Además se publicaron textos de él en Voshhod, que era una publicación en apogeo de su tiempo.

Para su infortunio padeció de tuberculosis. Luego de 1891 radicó en Odessa y luego en Kiev. Cabe recordar que también vivió en Nueva York, al tanto que su familia vivía en Ginebra, Suiza. Sin embargo, al no poder solventar ambos gastos se fue a vivir entre los suyos. Por más que obtuvo fama internacional, no se bastaba para mantener a su familia, por lo que tuvo que viajar mucho.

Su tuberculosis recrudeció, pasando dos meses en un hospital. Tal recaída le sirvió para escribir su autobiografía Funm Yarid. Al estar delicado de salud, no pudo asistir a la Primera Conferencia del Idioma Yíddish. Transcurriendo los siguientes cuatro años cuasi inválido. No pudiendo continuar con su rutina literaria y su hogar solo pudo valerse con ocasionales donaciones.

Su familia tuvo que migrar a los , estableciéndose en Nueva York. Por su parte, su hijo Misha enfermó de tuberculosis y no le permitieron la entrada a ese país. Teniendo que quedarse en Suiza con su hermana Emma, muriendo en 1915. Deprimiendo al escritor, quien falleció en Nueva York en 1916, a los 57 años, dejando a medio terminar su última novela, Mottel the Cantor’s son, y sus restos fueron inhumados en el cementerio de Brooklyn.

FuenteBiografías
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Elías Cohen Zonana Z”L
Artículo siguienteWebinar: El impacto del coronavirus en las comunidades judías en América Latina, Europa y América del Norte
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.