Las personas cambian, crecen, maduran, se enferman,… otras, hasta se van o se mueren, las situaciones y las condiciones cambian constantemente, es importante aceptar los cambios y aprender a adaptarse. El universo, así como las personas y las relaciones siempre están cambiando.

El hijo que sentía la protección y el cuidado de sus padres, años después cuando ellos ya son mayores, se convierte en su cuidador. El hermano que no hablaba y tenía miedo de sus mayores, crece y se convierte en un prestigiado profesionista, respetado hasta por sus hermanos. La mujer que fue la más bonita de su clase, engordo y lejos de ser la belleza que era, es una mujer gorda y amargada. El pobre aprende a trabajar y el rico, pierde su fortuna…

Es difícil poder ver la realidad como es, sobre todo cuando lo que se percibe no es del agrado de la persona o lo que llega es doloroso, incómodo y no deseado.  El proceso de adaptarse a los cambios y aceptar la nueva realidad generalmente  se convierte en un reto personal que no todos tienen la capacidad de manejar efectivamente.

Las creencias equivocadas solo logran confundir a las personas, insistiendo que la resignación y el no pelear con lo imposible, son símbolos de debilidad, cuando en realidad son acciones de fortaleza y madurez.  El aceptar la realidad, es el inicio de la libertad y de la paz emocional.

La aceptación es una condición que provee una vida plena, emocionalmente más sana y sobretodo  tranquila. Se necesita valor para poder ver con claridad, para poder  aprender a querer y respetar a la gente simplemente como  ellos son.

Cuando se buscan múltiples explicaciones, para tratar de justificar la realidad que se quiere negar, en realidad lo único se logra es, negar o evadir lo que causa dolor o incomodidad.

Es muy común, tratar de buscar métodos para aprender a perdonar a otros, porque no son, o no actúan como “supuestamente” deberían, según las expectativas y necesidades personales. De nada sirve encontrar justificaciones racionales del pensamiento de los otros. Mejor se debería de enfocar  en encontrar técnicas que permitan ver objetivamente lo que sucede, sin pedir explicaciones que alimenten el ego, la vanidad y la decepción.

Cuando se parte del principio que la vida y las personas son lo que son y cada quien es lo mejor que puede ser. Las relaciones interpersonales fluyen,  las situaciones dejan de ser tan complicadas y la carga emocional se disuelve.

La pérdida, el dolor, el enojo, la vanidad y el ego  entre otros, son ingredientes tóxicos que impiden ver la realidad. Hay que tener valor para poder pasar estos tragos amargos y superar el malestar que causan, para poder encontrar el lado dulce de la vida.

www.recetasparalavida.com

Aceptación

Ingredientes

  • 2 tazas de buena disposición – actitud positiva, ojo noble, gratitud
  • 1 pieza de perspectiva – reconocimiento y visión panorámica
  • 3 ramitas de conciencia –  humildad, sencillez, sensibilidad y entendimiento
  • 1 manojo de valor- fortaleza para  reconocer y adaptarse
  • 2 cucharadas de confianza – seguridad y esperanza personal
  • Una pizca de flexibilidad –  poder ajustar continuamente los cambios sin drama

Recomendación del chef: No se necesitan encontrar buenas razones para entender a las personas que nos cuesta trabajo relacionarnos, se necesita  conocer las verdaderas razones y aceptarlas así como son. Recuerda que aceptar la realidad, no implica que no se pueda sentir enojo o sufrimiento.

Para qué sirve la aceptación:

1. La Aceptación ofrece un nuevo inicio a una relación más sana y real. Conduce al crecimiento y además permite ver las cosas como son. Hace que uno se convierta en un ser más responsable, logrando  ver más allá de lo que causa dolor. También concilia a la persona con la realidad para que esta pueda vivir mejor.

2. Simplifica la realidad y promueve el cambio. Cuando se deja de pelear contra la realidad, la persona adquiere más energía positiva, que le ayuda a crear situaciones favorables que le permiten tolerar situaciones incomodas y difíciles de manejar.   

3. Mejora el auto estima y el da un sabor real a la vida. La satisfacción de poder vivir en un estado de conciencia sin lucha, permite adaptarse efectivamente al mundo y ayuda a tener relaciones significativas más profundas. Esto, mejora en la percepción propia, evita las distorsiones, la culpa y favorece a tener una mejor calidad de vida.    

“No fabriques una realidad que no existe, no busques razones para entender lo es, ni encuentres más explicaciones de las que no tienes, no niegues lo que vez,  mejor aprende a vivir lo que tienes y tendrás claridad, paz y tranquilidad”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2015 Recetas para la vida© Todos los Derechos Reservados

Vista nuestra nueva página, reserva tu lugar para platicar con Becky nuestro nuevo servicio.

www.recetasparalavida.com vístanos en Facebook y en twitter también

Photo by Pepe Pont

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBar Refaeli despide su soltería a través de esta foto
Artículo siguienteWizo-Mizo San Diego 2015
Becky Krinsky Coach de vida, conferencista, escritora y columnista ganadora de premios internacionales por sus libros de superación personal y transformación. Licenciada en Ciencias de la Educación, con estudios en Desarrollo Humano, y Consejería. Egresada de la Anáhuac, Universidad de México. Fundadora de Recetas Para la Vida © / Recipes for Life © y de la columna Pregúntale a Becky, que contesta preguntas de todas partes del mundo, colaboradora con la revista Mujer actual por mas de 10 años. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, participa en conferencias presenciales y en línea, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanales. Su mensaje y su concepto único de recetas para la vida, ha servido de gran inspiración, entretenimiento en el mundo hispano alrededor del mundo. El cual tiene como fin ofrecer concientización y responsabilidad para vivir en plenitud, crear una actitud positiva y despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y tener una vida emocionalmente nutritiva. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, en conferencias en vivo, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanal, con el mensaje y su concepto tan único de recetas para la vida, el cual ha servido de gran inspiración, entretenimiento y sobretodo concientización de la importancia de tomar responsabilidad para despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y vivir en plenitud. Premios y nominaciones Medalla de oro por sus columnas con el tema del éxito y la superación personal, premio José Martí, a nivel Nacional en EUA. Medallas de plata y bronce por publicaciones de temas relevantes para la comunidad hispana en el mundo. Ganadora del primer lugar en el Latín Book Award por su libro “Como tratar con gente difícil”- en la categoría de auto transformación en español. Nominada y con premio en el latín Book Award por su segundo libro “Mujer actual mujer de valor”- categoría temas de la mujer Reconocida y premiada con excelencia en periodismo del San Diego.