Diario Judío México - Hace apenas un par de semanas me encontré con una nota que me llamó mucho la atención, se titulaba: “La muerte de Facebook”.

Al finalizar su lectura quede aún más sorprendido de lo que yo esperaba; Porque resulta, que en un estudio llevado a cabo por John Cannarella y Joshua Spechler de la Universidad de Princeton pronostican el fin de la famosa red social en tan solo algunos años, se espera que entre el 2015 y el 2017 se disminuya un 80% la cantidad de usuarios (en su mayoría jóvenes) y que pronto, estos empezarán a mudarse a diferentes redes y plataformas sociales.

Así que no quise dejar pasar la oportunidad y me dispuse a escribir este texto. Porque ralamente mi pregunta no es si se va o no a morir Facebook, cuestión que en la muy humilde opinión del autor es muy poco probable que suceda, sino más bien si nosotros, los millones de usuarios alrededor del mundo que entramos a diario a la famosa red estamos dándole el uso adecuado y correcto, ¿nos está dando Facebook más de lo que nos quita?

Estoy prácticamente seguro que hoy en día, en el segundo mes del año 2014 a nadie o a casi nadie le puede quedar la menor duda del alcance que pueden llegar a tener hoy las redes sociales en el mundo y su impacto a nivel social o cultural.

Por si alguien lo duda, revisen por favor como se originó el principio de la famosa “Primavera árabe” en Egipto, las movilizaciones hechas en las redes sociales para dar un golpe de estado y tumbar al dictador egipcio Hosni Mubarak, Pasen a su dispositivo más cercano y busquen cuantos seguidores y “likes” en sus páginas tienen los famosos actores, deportistas, periodistas, cantantes, políticos; Investiguen como le hacen para reunirse en la ciudad de miles de personas una vez al año para abordar el transporte público en ropa interior, o bien, entren y busquen como logra la bloguea y activista Cubana Yoani Sánchez exponer sus ideas sobre la dolorosa situación de la isla, es más, no nos vayamos tan lejos, la cantidad de tuits que se emitieron alrededor del mundo el pasado 2 de febrero con respecto al Super Bowl.
Si Facebook fuera un país solamente sería el tercero más habitado del planeta.

Está de más decirlo, es imposible imaginar el mundo en la segunda década del siglo XXI sin darle una notoria importancia al furor que causan las famosas redes. Este nuevo fenómeno llego para quedarse y no habrá nada ni nadie que lo pueda evitar. Y vaya que es una noticia maravillosa, porque el uso que le podemos dar a estas en descomunal, es una herramienta verdaderamente útil en el mundo moderno.

Pero a continuación hablare del lado oscuro del fenómeno, de datos fríos y escalofriantes que poco a poco comienzan a ser más frecuentes;
Solo por poner algunos ejemplos, los datos que a mí más me han llamado la atención: Está comprobado con base a estudios realizados en la universidad de Edinburgh Escocia que el uso de Facebook con frecuencia tiende a subir los niveles de ansiedad y de estrés en sus usuarios; el siguiente: el año pasado la tercera palabra más usada en las actas de divorcios de USA fue “Facebook”; Otro más, 1 de cada 10 personas admite entrar sin permiso a las cuentas de sus parejas por diversas cuestiones; y por último, numerosos casos hemos escuchado recientemente sobre “bullying” cibernético (el caso de Amanda Todd por ejemplo) en el cual las víctimas no pueden soportar más el dolor y penosamente se inclinan por quitarse la vida.

Con forme pasa el tiempo el uso de redes sociales en adolescentes y adultos es cada vez más frecuente, difícilmente podemos pasar un día sin acceder a estas, pareciera indicar que la vida ahora tiene dos ópticas, la que en verdad vivimos a diario, y la que sucede en la red.
¿Estaremos sabiendo utilizar tan maravillosa herramienta? Por supuesto que de ninguna manera propondría como lo hizo hace algunas semanas el “señor pajarito” presidente de Venezuela Nicolás Maduro crear un viceministerio para las redes sociales, sin embargo si propondría reflexionar si nosotros los jóvenes, e inclusive también los adultos estamos sabiendo manejar el poder que tienen las redes sociales en nuestras vidas.

¿Ustedes qué opinan? ¿Será que ahora nuestra satisfacción del día depende del número de “likes” en nuestras fotos?

¡Me encantaría leer sus opiniones!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. ¡¿SE MUERE FACEBOOK?! ¡AVISÁME, POR FAVOR…!
    ¡JUSTITO QUE ME IBA A “ASOCIAR”!
    PORQUE ESTUVE EN TWITTER UN PAR DE SEMANITAS Y ME FUE PARA EL TUJES…¡QUÉ ME DIO POR PONER “REMATES” DE TONO “PESADITO” A COMENTARIOS DE PERSONALIDADES DE LA ARGENTINA Y DE PURO IGNORANTE Y ADICTA QUE ME VOLVÍ: VEÍA QUE ME PONÍAN “SELLITOS PRECIOSOS” DE UNA RADIO MUY PRESTIGIOSA Y YO PENSABA: PERO ¡QUÉ LINDO DETALLE! …HASTA QUE UN DÍA RECIBÍ UNA “DEDICATORIA” DE PALABRAS IRREPETIBLES” DE UN SER IRACUNDO Y DIRÍA HASTA TEMIBLE.  QUISE HABLAR CON EL SEÑOR “GOOGLE”.
    PERO LA “OPERADORA INTERNACIONAL” NO PUDO EVITAR REÍRSE. “NO SE PUEDE HABLAR CON EL SEÑOR GOOGLE”- ME DIJO….A PESAR DE MI SUSTO E INSISTENCIA.
    A ÉL LO “BLOQUEARON”. YO ME BORRÉ.
    Y ELIJO COMUNICARME A TRAVÉS DE MAILS CON LAS PERSONAS QUE CONOZCO. Y POR TELÉFONO ¡¡¡ AUNQUE TENGA QUE HABLAR HASTA CON LA CHINA!
    SIN DUDA LAS REDES SOCIALES FACILITAN Y ACELERAN MUCHOS ITEMS. COLABORAN EN FORMA GLOBAL CON MUCHAS CAUSAS JUSTAS. PERO LA CARA OCULTA SUBYACE: DE GARRAS LISTAS: PARA ATACAR SIN PIEDAD A INOCENTES CON RESULTADOS SIN CAMINO DE REGRESO.
    ASÍ LO EXPRESÉ, HUMILDEMENTE, DESDE MI COLUMNA YA ÉDITA EN diariojudio: “El Flautista de Hamelín dejó de ser un cuento con ilustraciones”
    Y DE TODAS FORMAS…”LA VIDA NO TIENE LIBRETO”-como también ya escribí…el mundo mucho menos: QUÉ PASARÁ EN UN PAR DE AÑOS…¿QUIÉN PUEDE SABERLO…?
    mirta s. kweksilber, sin facebook, sin twitter. Apenas con una “red de pesca” para domingos soleados.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorInteligente para ser feliz
Artículo siguienteUna Jerusalén del Norte
Ex-Alumno del Colegio Hebreo Tarbut y actual pasante de la licenciatura en Psicología Organizacional en la Universidad de las Américas, Ciudad de México. Jugador del fútbol del CDI desde los 5 años. Aficionado del deporte, orgulloso de sus raíces judías, y amante del Estado de Israel.