Merece que mis lectores conozcan, o mas bien, motivarlos a conocer, las particularidades de una enfermedad base que se puso en la palestra medica del mundo nuevamente: la viruela, enfermedad ancestralmente conocida que comparten los animales y el hombre, siendo en el hombre erradicada en 1979, manteniéndose vigente las variedades que afectan a los animales, cuya presentación ultima de traspaso del virus causante de los monos al hombre, ha llamado la atención, conociéndose como la “” siendo ya hasta este momento más de 20 casos registrados pero por fortuna, ninguno de gravedad letal. Históricamente hace 10.000 años, apareció sobre la tierra una enfermedad que atacaba a los humanos, caracteriza por erupciones cutáneas, con afectaciones a la medula ósea, bazo y ganglios linfáticos y que cursaba con fiebre y vomito, causando millones de muertes contabilizadas en el tiempo y que alarmo a la humanidad; la historia medica resalta que en el año 1350 a de C. se registró la primera pandemia conocida, con un brote en el norte de África, siendo Egipto su sede, falleciendo el 30% de la población afectada y los sobrevivientes quedaron con secuelas toda su vida, para luego, extenderse la enfermedad por la guerra de las cruzadas, y ya en el siglo XVI, por los conquistadores españoles, falleciendo por esta causa cerca del 90% de la población indígena, entre ellos, la cultura azteca, eliminando según las fuentes, a más 3.000.000 de aborígenes, causa que facilito la conquista de los escasos invasores a las culturas primigenias.

Causada por un virus moteado de 200 a 300 nm (nanómetros), muy grande, con dos capas en su recubierta, que pertenece a la familia de los Poxviridae y que afecta a los humanos, simios, bovinos, aves, siendo en estas dos ultimas especies, muy ampliamente conocidas por la medicina veterinaria mundial, cuya presentación es usual hasta estos días. Diferente a la terrible pandemia que nos afectó del COVID 19, causada por un virus ARN (de una sola hebra genética); este virus es ADN (doble capa genética constitutiva), que le otorga estabilidad genética. Para su control la ciencia médica desarrollo la vacuna correspondiente, que tubo su origen en 1796 cuando el doctor Edward Jenner del Reino Unido, inoculo costras infectadas de Sara Nell, pasadas seguramente por la vaca Blosson que ella ordenaba y que padecía la enfermedad, al hijo de un granjero, que al recibirlas no presento la enfermedad, siendo revacunado a los dos meses después, con resultados halagadores, dando a conocer su hallazgo como “vacunación” por provenir de los vacunos infectados, como hasta la actualidad se conoce.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBrandeis Center advierte a los federales: imprudente concluir la supervisión de NYU mientras la escuela se ve envuelta en un nuevo escándalo de antisemitismo
Artículo siguienteHoy en Jerusalem honran a importante pastor guatemalteco
Originario de Zaruma, El Oro, Ecuador, José Manuel es Doctor en Medicina Veterinaria y Zootécnica por la Universidad de Guayaquil. Ha recibido diversos reconocimientos por sus actividades académicas y culturales. Editorialista y colaboradr en diversos diarios como La Hora, El Universo y El Comercio entre otros. Es también autor de varios libros entre los que destaca la novela costumbrista "Relámpago y algunas expresiones escondidas" así como libros técnicos relacionados con su profesión.