Los gatos de Israel, Roma y del mundo

Por:
- - Visto 2694 veces

¡Oh! Qué Dulzura… No sé sí serán las calles en Tel Aviv, mayormente, o las zonas de Roma, que han acogido una gran cantidad de gatos, cachorros selváticos que han  pasado a ser las mascotas de tantos hogares. Así por las vías de Tel Aviv, los paseantes  se embelesan observando los gatos sabras, aquellos nacidos después de la creación del estado de Israel, propios nacidos en territorio. Se presume una cantidad alrededor de 39000 gatos que deambulan sobre suelo israelita, mimetizándose con el paisaje del desierto o pasando hacer parte de la vida de ciudad. Paralelamente, la capital Romana  los acoge en los calientes mármoles, faldas de monumentos tocados por los rayos solares, tal como el Coliseo, Pirámide Caio Cestio, o Largo Argentina (380 gatos). Lugares que tienen el privilegio de sostener su existencia de grandes personajes.

La proveniencia de estos felinos europeos viene ligada directamente al gato selvático Felis Silvestris. Se presume que el paso del gato selvático al doméstico podría haber ocurrido hace 5000 años atrás.

El chatul, en hebreo, shunra, en aramaico gato , siendo impuro para los judíos debido a su alimentación, el Mishnà no lo citará. La federación de gatos de Israel clasificaría 250 ejemplares de gatos.


Los gatos entran en los hogares para no alejarse de ellos, pues serán sus moradas durante el resto de su existencia. Así reyes, reinas, faraones, políticos y gente común disfrutarán de su tierna compañía, no negarán caricias a estos, que han conquistado un puesto relevante en la escala de afecto del individuo.

El gato común noto como tabby, recubierto de piel tigrada o jaspeada, herencia de sus antepasados selváticos. El doméstico descendiente del selvático, con su característica de conducir una vida solitaria, vagabundeando de noche para cazar, por lo cuál sus sentidos estarán muy desarrollados. Los ojos en la oscuridad reflectan Tapetum lucidum, con la dilatación de la pupila para recoger toda la luz posible, las distancias son reconocidas con gran precisión, hasta su manto de pelos los ayudaría a dar las dimensiones del lugar, aún también el ruido. Los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto e tacto, incorporándose otro que estará en la sensibilidad de colores, la lengua le sirve para limpiar su manto. Los bigotes son largos pelos táctiles, la agilidad representada en los saltos precisos clasificándolos en un haz del equilibrio, caen pero caerán sobre sus piernas, por eso el dicho de las siete vidas del gato. El galope felino es un vals de destreza, adonde se anexarán coordinamientos de músculos y de relajación, la cola participé esencial del equilibrio, balance del cuerpo.

Un animal pulcro, utilizando gran parte de su jornada en su limpieza personal, a través de  la lengua rugosa, después de lavarse se postrará para su siesta o sueño. Poseen una buena memoria para volver a los lugares ya recorridos, ayudado por los olores y rumores. Son animales que se deslizan rápidamente como jugando a aparecer y a desaparecer, es posible verlos en unos instantes en un punto, no girando la vista ya están situados al frente de uno. Los gatos nacen después de una gestación de la gata madre de 63 días,  los amamantará por 6-8 semanas, antes de nutrirse de comida sólida.

Los cachorros nacen con los ojos cerrados, sin embargo después de 10 días lograrán la visión del todo.

La madre premura los lacta, habiéndolos lamido seguidamente les quitará toda suciedad, habitud que ellos mismos usarán para el resto de su vida como sistema para mantenerse pulcros y hermosos. El desarrollo del gato depende también del juego de la caza y lucha con los otros, todo es bueno para su cerebro, musculatura y especialmente para su sistema nervioso. Sus madres los alejarán de los peligros arrastrándolos por la boca. Dormilones, pueden dormir hasta 18 horas al día. No olvidar que también necesitan sus espacios. Afilarse las uñas, otra necesidad importante para ellos.

Mitos y legendas muchos gatos tienen un rol importante en el folclor de los pueblos, una reputación muchas veces negativas catalogándolos de ser animales no muy leales, relacionados a la hechicería, razón por lo cuál  fueron eliminados, pero algo positivo surge en la literatura infantil al recrearlos como personajes mágicos. Según la tradición occidental el gato no tiene ánima, pero para el japón se trasforma en super espíritu.

Hacia el siglo XIX se inician las razas de los gatos, poseer uno en esos tiempos pasaba hacer algo exótico, un delicioso snobismo, pues en casa se convivía con un cálido amigo. Así tenemos las siguientes razas Birmano, Persiano, Mau Egipciano, Angora, Turco Van, Maine Coon, Persiano Rojo, Manul, Korat proveniente de Tailandia, Sphinx sin pelos, Cornish Devon Rex, resultado de mutación  buscando una nueva raza, Manx, sin cola. Todo esto se apreciará en la primera muestra o exposición felina, realizada por Harrison Weir en Londres 1871, dará el inicio a este tipo de eventos..

Los gatos sobre el techo, elemento pintoresco igualmente en la pintura como a través de la literatura, pero curiosamente se dice que el color da su carácter como por ejemplo el tigrado es bastante vivacidad, el negro bastante afectuoso, el rojo endiablado. Cuando el pelo es opaco conlleva a pensar en que la salud, no es buena y ya es viejo el pobre gato que ya cansado, no tiene energías descuidando su limpieza.

¿Qué cosas se necesitan, cuándo se adopta  un gato?

Un cesto cómodo para hacer dormir la mascota, una tabla para afilar sus uñas, arena para sus necesidades, comida adecuada , peineta o cepillo para su manto, agua, collar,  juguetes, además de una cesta para trasportarlo porque les gusta viajar, y por prioridad crear espacio para su vida, tiempo para su compañía en el cuál compartir mutuamente  afecto y tantas caricias.

La tierna compañía de un gato será adapta para los niños, especialmente enfermos, ancianos o personas solas, pero aún más logrará crear una familia feliz como igualmente equilibrada, entregándoles tanto amor…  como a su vez recibirlo.

Acerca de Magdalena Arqueros Valer

Nací en un país que muchos dicen el fin del mundo, por su ubicación geográfica, pero para mi quizás ¿puede ser el comienzo del mundo? Ese país es "Chile un País de Amar ". Estudié en la Universidad de Chile, Diseño Gráfico y Publicitario. El arte, la creatividad, el paisaje, el ser humano, todo es parte de la comunicación del individuo. Mi madre de origen italiano, me hizo amar el Arte, y la Cultura de la hermosa Italia. He vivido en Londres, pero ya de años resido en Roma. Regresando al estudio, lo retomé en Arqueología, específicamente Griega y Romana en la Universidad de Roma. Grandes satisfacciones las obtuve como profesora de Diseño Gráfico, y posteriormente trabajando tantas años en la técnica de la Caligrafía Ornamentada Antigua, lo que me transportó aún más al fascinante e interesante mundo antiguo. Escribo artículos de personajes validos, justos, luchadores de la verdad y de los valores, casi desaparecidos, individuos que no se olvidaron del ser humano. Personas que aman el "Valor a la Vida y a la Existencia", y que luchan por protegerla.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: