Los niños están experimentando con su propio cuerpo. Están investigando y conociendo las posibilidades de su cuerpo y a  lo largo de su desarrollo lo hacen de diversas maneras: cuando empiezan a aguantar su cabecita, cuando empiezan a voltearse por ellos mismos, cuando pueden aguantar el equilibrio sentados, cuando experimentan el desplazamiento gateando, subiendo escaleras por si mismos, caminando.

Y este descubrimiento de las posibilidades de su cuerpo también lo  hacen a través de su parte genital.

Es una etapa absolutamente normal, suele empezar sobre los 2 a 4 años de edad y forma parte de su desarrollo, lo que le ayudará a conocerse mejor.

En ocasiones vemos a algunos niños viviendo esta etapa de su desarrollo de forma intensa y expresiva. Algo beneficioso para ellos. Pero la angustia y preocupación de los padres no ayudará a superar esta etapa positivamente.

Sería interesante para nosotros descubrir cuáles son nuestros pensamientos, miedos o fantasías, o tal vez prejuicios siendo una ayuda para nosotros.

El placer que experimentan los niños con el roce no tiene que ver con el placer sexual de la masturbación adulta, ni con la fantasía sexual adulta. Es un placer corporal que se expresa a través de síntomas físicos como la sudoración, la rojez en la cara y el posterior relajamiento que produce.

¿Qué puedes hacer?

- Respetar esta etapa de su desarrollo. No censurarlos, ni pelear, ni avergonzarlos. Así lo podrán superar de forma positiva y les ayudará en su autoestima y su futuro desarrollo sexual.

- Ofrecerle también otras actividades que le permitan experimentar sus posibilidades motoras y físicas: caminar en vez de ir en la sillita, jugar en el parque con la arena, columpios, resbaladillas, jugar con otros niños; jugar con plastilina, barro, arena, hacer construcciones. Todo lo que sea juegos manipulativos y motrices.

Cuando un niño centra mucho la atención en una sola cosa durante un cierto tiempo, está indicando que no hay equilibrio en las ofertas que recibe para favorecer su desarrollo. Como ejemplo, el niño que ve mucho la tele es porque no está recibiendo la atención adulta necesaria que le motive para hacer otras actividades más activas como jugar, leer, dibujar, construir, hablar.

Verlos suele despertar intranquilidad y desconcierto porque como adultos pensamos en el placer sexual, en la sexualidad como la vivimos nosotros. Y no tiene nada que ver. Hay que pensar que en el mundo infantil es una etapa necesaria para su desarrollo y que necesita:

1) Nuestro respeto y comprensión

2) Nuestra guía, orientación

1) Nuestro respeto y compresión.

Cuando descubras que tu hija/o se masturba ocasionalmente en casa ignóralo, no digas nada como muestra de respeto. Hazte la loca/el loco y déjalo solo/a, en intimidad. Evita gestos o miradas de desaprobación. El o ella está jugando con sus genitales para obtener placer, para liberar tensión y con todo ello está aprendiendo de su cuerpo. ¡Está creciendo de forma sana!

No lo asocies con que es una conducta dañina, ni pecaminosa (de pecado). No la reprimas ni la prohíbas. Pues le estarás conduciendo a que viva su sexualidad de adulto con culpa o vergüenza. Si tú reaccionas de forma negativa, tu peque asociará el placer genital con algo "sucio","feo", "malo". Esta relación le afectará en su  esquema corporal y en el desarrollo de su sexualidad adulta.

2) Nuestra guía, orientación:

Aunque actuemos como si no los estuviéramos viendo, hemos de prestar atención con cuidado y respeto a :

Cómo se masturban: roces, dedos, cojines o se introducen algún objeto.

Si se masturban en espacios de la casa comunes o en su intimidad.

Si se masturban con demasiada  frecuencia al día.

Si empieza a ser muy habitual que deje de jugar por masturbarse con frecuencia.

Observar con discreción cómo lo hacen nos dará pistas de si todo es normal o si necesitan de nuestra orientación e intervención.

Los invito a que acompañen a sus hijos en esta etapa con afecto y respeto.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJacques y Natasha Gelman, Coleccionistas de Arte. Productor y socio de Cantinflas
Artículo siguienteMDA Tip: Cuidados de invierno para los adultos mayores
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.