"La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices"
Gran frase de Albert Einstein.

A todos los Progres les digo que ustedes son jóvenes y posiblemente no les interese la historia, el pasado ni nada de lo que un día fue.
Pero deben saber que el movimiento Progre es una ideología proveniente de las izquierdas, reforzado en el Foro de Sao Paulo, abriendo caminos a los 10 puntos del manifiesto comunista de Carlos Marx, más conocido como El Cabezón Barbado, El padre del comunismo moderno.

El Comunismo se conoce desde épocas bíblicas cuando Caín mató a su hermano Habel. Lo mismo cuando el Ángel Gabriel le dijo a Abraham que destruiría Sodoma y Gomorra. En esas ciudades imperaba el comunismo.
En fin, estábamos en que el movimiento Progre proviene del socialismo.
Amigos: históricamente jamás se ha visto un país triunfar con ese sistema. No chicos, no es por culpa de otros países, no. Qué casualidad que nunca el socialismo ha triunfado jamás y siempre el capitalismo ha dado buenos resultados.
Esperen, no griten, terminen de leer.

Ya sé lo que van a decir. Que el capitalismo ha empobrecido a miles de millones. No amigos. Lo que empobreció a miles de millones no fue el capitalismo, sino el mercantilismo.
El capitalismo es la apertura a comerciar de manera libre. Eso no existe casi en ningún país. Ese sistema lo disfrazan, pero no es capitalismo. Cada vez que una empresa grande quiere hacer un negocio le piden muchas coimas o mordidas o como le llamen, así como miles de impuestos. (Algún día hablaremos de los impuestos). Dar dinero aquí y allá, hacer tal cosa con tal persona por debajo de la mesa y cosas así. Eso no puede llamarse capitalismo porque NO ES LIBRE. Eso es mercantilismo que protege a algunos y empobrece a otros.

Sí, esos países que dicen ser capitalistas, realmente tampoco lo son. Así como nunca ha existido un comunismo real, de ese que hablaba Marx en su manifiesto, ese que viene después de los 10 puntos del socialismo, ese que dictamina que todas las personas tendrán la voluntad propia e individual de poner en manos del Estado todos sus capitales incluyendo herencias y propiedades y así serán felices pues no deberán preocuparse por nada ya que todo lo hace el Estado, incluso la educación de los hijos. Pues eso nunca pasó. Eso siempre fue por la fuerza. Entonces estábamos que el comunismo nunca existió. En cambio, el capitalismo sí. Existió casi 30 años en y llegó a ser el país tercero en riquezas a nivel mundial, primero en progreso en educación, seguridad y trabajo. Tercero en erradicar casi por completo la pobreza y mucho más.

Todo esto parece no tener nada que ver con el movimiento Progre. Cuidado muchachos. Ustedes son jóvenes y yo ya estoy llegando a viejo y tengo más experiencias. Nací cuando la gente leía libros, se informaba y no se dejaban llevar por los libros ni nada, sino que pensábamos y eso nos costaba la vida. Hoy en día, de tanta información estamos desinformados. Sacábamos conclusiones. Fíjense lo que pasó en Argentina y México a finales de los 60s.
Muchachos, reflexionen. El movimiento Progre es un sistema para matar de hambre a muchos y ahora sería muy largo de explicar por qué.

Pero ya lo dijo Albert Einstein: "La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices".

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEstadio de fútbol en Israel
Artículo siguienteLa comunidad judía en Puerto Rico lanza un llamado a iluminar el mundo
Mi nombre es Gabriel Zaed y escribo bajo el seudónimo de Rob Dagán. Mi pasión por la escritura es una consecuencia del ensordecedor barullo existente en mis pensamientos. Ellos se amainan un poco cuando son expresados en tinta, en un escrito. Más importante es expresarse que ser escuchado o leído, ya que la libertad no radica en hablar, sino en ser libre para pensar, analizar.