La necesidad de compañía es algo que invariablemente, de uno u otro modo, todos hemos sentido en algún punto de nuestras vidas. En la mayoría de las culturas, cuando alguien pasa por un momento de aflicción, por ejemplo, en el fallecimiento de alguien cercano, se tiene la costumbre de reunirse y brindar apoyo y compañía mutuamente, lo que, si bien no alivia la pena, ayuda a sobrellevarla. Con esta idea, y con base en otros sustentos, se ideó el acompañamiento terapéutico.

El acompañamiento terapéutico es una opción de intervención psicológica y social para pacientes psiquiátricos. Uno de sus inicios fue en , durante los 60´s, bajo la figura de un “amigo calificado”, una persona que brinda apoyo emocional así como orientación en el día a día. Acudían al cine con los pacientes, los ayudaban a socializar, a la búsqueda de trabajo o a concretar los avances que tuvieran en sus respectivos tratamientos. Porque es así como se trabaja, en equipo, con un psiquiatra o psicoterapeuta que dirige el tratamiento y brinda indicaciones al acompañante sobre las áreas a intervenir; por ejemplo, apoyo en las relaciones familiares, en la higiene y organización de la casa, en establecer hábitos y una rutina.

Generalmente el acompañante acude a casa del paciente o a otro lugar de encuentro y pasa algunas horas con su acompañado, haciendo lazo social y brindando apoyo emocional, inserto en el proyecto terapéutico. Es muy diferente, por ejemplo, a la sombras o monitores, ya que estas últimas se avocan a un trabajo de tipo psicoeducativo, orientan y apoyan en tareas educativas, mientras que el acompañante, su trabajo es psicoterapéutico; es decir, emocional.

La importancia de un trabajo tal, radica en que para algunas personas, por ejemplo deprimidas, el levantarse de la cama y tener una rutina es toda una hazaña que requiere del apoyo de alguien más. O una persona con una fobia a los espacios abiertos, salir a la calle en búsqueda de trabajo es una tarea titánica. Son este tipo de actividades, que muchos de nosotros hacemos cotidianamente y sin siquiera pensarlo, las que a personas con algunos trastornos requieren de un acompañante que impulse, motive, contenga, aliente y concrete los avances que va teniendo en sus respectivos tratamientos.

Este tipo de prácticas se encuentran sumamente difundidas en países como Canadá, , Brasil, y de unos 30 años a la fecha, también en . Es importante conocerla como un recurso de intervención y apoyo, ya que se ha visto que es tal su eficacia, que incluso en es parte de lo que en sería el seguro social.

Es por eso que si estás interesado en conocer esta herramienta psicoterapéutica, conoces a alguien que se podría ver beneficiado por el acompañamiento, o, simplemente estás interesado en el campo de la psicología y desarrollo humano, te invitamos próximamente al Curso en Acompañamiento Terapéutico de Maayán Hajaim, que comienza en octubre del 2013 y que cuenta con el reconocimiento de la Universidad Anáhuac.

Para más información comunícate con nosotros al 5293-0749.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl concierto de los árboles, 15va. parte
Artículo siguienteOlga Kostakovsky, Pintora
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.