Dos meses después de que acusaran al Jefe de Seguridad Global de Stanford International Bank de obstrucción de justicia y destrucción de documentos, un magistrado federal recomendó que uno de los cargos claves debe ser desestimado, según reportó el Miami Herald.

Juez Robin Rosenbaum dijo que la fiscalía no pudo probar que Tom Raffanello interfirió con una investigación federal al ordenar la destrucción de documentos de la empresa. Aunque los fiscales dijeron que Raffanello desafió una orden judicial que prohibía la destrucción de los documentos, Rosenbaum dijo que el gobierno no pudo demostrar que la destrucción de documentos impidió la investigación de la SEC.

Sin embargo, el magistrado no llegó a desechar la totalidad de la acusación, diciendo que los fiscales demostraron que los documentos fueron destruidos cuando una investigación federal se hallaba en proceso. Su recomendación será tomada en cuenta por el juez principal William Zloch a finales de este mes. El juicio sobre los cargos restantes está pautado para enero.

Fuente: VenePirámides