Diario Judío México - El desarrollo de la seguridad en sí mismo es un proceso que se inicia en la infancia temprana y depende en su totalidad de los padres o cuidadores, dado que es durante estos  primeros años de vida, cuando se constituyen pensamientos, conductas y creencias en el infante, que poco a poco en su proceso de desarrollo lo van moldeando y resultan fundamentales para su vida de adulto, puesto que tanto la seguridad, como la autoestima, dependen  por completo de dichas vivencias.

Conductas sugeridas para el desarrollo de la seguridad y la autoestima:

1.- Observar al bebé:

Ambos padres deben de poder aprender a observar a su hijo: conocerlo, entender su conducta, su manera de reaccionar ante los diferentes estímulos y paulatinamente fomentarle el desarrollo de su propio sentido común y buen juicio ante las diversas situaciones que se le presenten, puesto que de esa manera llegará a pensar por sí mismo con seguridad y aprenderá que existen reglas necesarias para vivir en comunidad.  Lograr un niño seguro, hará un adulto que confía en sí mismo.

2.- Reforzar y felicitar:

Es importante que los padres a la par que educan, marquen errores y pongan límites, así como felicitar a sus hijos por sus aciertos y logros.

3.- Mirarlo y escucharlo:

El tomar en cuenta al niño influye altamente para el desarrollo de su autoestima; para ello es de suma importancia que se desarrolle en un ambiente facilitador, que lo vea como un ser valioso y querido, lo cual se logra mediante una escucha atenta, sabiendo de lo que él vivió cada día con sus intereses y actividades diarias.

4.- Enseñar el adecuado manejo de la frustración:

Uno de los factores más importantes para el proceso de un crecimiento sano de un bebé, es que éste pueda poco a poco ir desarrollando su tolerancia a la frustración; para ello, los padres le explicarán a su hijo que el cometer errores es normal y su corrección también.

5.- Metas alcanzables:

Es importante que los padres enseñen a sus hijos a lograr metas que son alcanzables. El buscar ser padres perfectos y exigentes son características que los hijos adquieren y cuando no logran llenar dichas expectativas ingresan a estados de angustia cuando no logran llegar a las expectativas de los padres.

6.- Reconocer sus emociones:

Es importante que ambos padres le enseñen al niño a reconocer y expresar sus emociones de tristeza, enojo, miedo y otras; así le será más sencillo manejarlas.

7.- Enseñarle a tomar decisiones:

Desde pequeño, el niño puede aprender a tomar decisiones y aprobar nuevas cosas, siempre bajo la vigilancia de sus padres.  Esto fomenta su independencia, ya que aprenderá que toda elección conlleva a renunciar a otras cosas y desde ahí asimilará cómo afrontar diversas situaciones.

8.- Dedicar tiempo:

El ser padres implica saber que se le debe dar tiempo, compartir experiencias a los hijos que la pareja decida criar.

9.- Criticar la conducta, no al niño:

Es importante recalcar la importancia de no agredir al hijo con frases que le lastimen, ello va en contra de lograr seres seguros y con adecuada autoestima.  Se señala la conducta negativa indicando que es ésta la que enoja, no su persona.

10.- No insultar ni ridiculizar:

Cuando el niño rompe las reglas y muestra un comportamiento inadecuado, es importante que los padres no lo insulten ni ridiculicen, en especial delante de otras personas o amiguitos.

El logro de seres humanos seguros y asertivos, dependerá de padres que a su vez se sienten seguros, asertivos y con confianza en sí mismos.

En Maayán Hajaim contamos con un equipo interdisciplinario para apoyarle, estamos disponibles en nuestra línea telefónica: 5292 5131 – 24 Hrs. sin costo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa sangrienta historia del pogrom judío que quedó oculto dentro de la Semana Trágica
Artículo siguienteOjo Mio Presyozo !….
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.