Diario Judío México - En una gran mayoría de los seres humanos se manifiesta su deseo de encontrar a su pareja ideal, perfecta.  Más este deseo es difícil de lograr dado que depende en gran parte de cada quién, pues  es un reflejo de necesidades propias o de personalidad.

Dentro de la psicología popular, se ha podido definir lo que se considera una pareja  y sus características:

1.- Complicidad:

La complicidad implica saber lo que desea, gusta e interesa al otro, apoyarlo para que logre dichas metas o necesidades.  Ser cómplices implica y exige un real conocimiento mutuo a tal grado que un gesto, una palabra, un tono de voz o una mirada pueden ser interpretadas por el otro, sin caer en la sobre interpretación de considerar que se conoce al otro totalmente.  Ser cómplices implica aceptar las diferencias que cada uno manifiesta y aprender a negociar aquellas que generan conflicto.

2.-Sentirse bien el uno al lado del otro:

Sentirse bien es una necesidad, es el saber estar a pesar de no tener la atención constante del otro, es poder hablarse con los “ojos”, es sentirse cómodo, relajado, confiado… es aceptarse como se es y no como uno desea o fantasea que sea la otra persona.

3.- Proyectar la vida juntos:

Es poder planear un proyecto de vida en común, realizar en conjunto los deseos de ambos: futuro económico, hijos, trabajos, creencias y más.  El proyectar una vida juntos es consecuencia del sentirse bien el uno al lado del otro.

4.- Vivir en armonía, tranquilidad y pasión:

El deseo de estar juntos, en ocasiones y con bastante frecuencia, no toma en cuenta las diferencias de cada quién: cultura, deseos, expectativas… siendo éstas las generadoras de los conflictos de pareja.  El poder comunicarse y aclarar dichas diferencias es una trabajo que la pareja debe de realizar para no alterar la pasión del encuentro íntimo.

El psiquiatra Mark Goulston, autor del  libro “Cómo conseguir y mantener el que mereces”, plantea que: “la clave está en identificar y cultivar los hábitos que fomentan la felicidad en la pareja”, y sugiere que: “un hábito es un comportamiento que repites automáticamente hasta que te cuesta poco esfuerzo mantenerlo”.

Por lo tanto, aquellas parejas que continúan mostrando interés y tiempo para ellos, son y seguirán siendo pareja.

Si requieres apoyo por parte del equipo clínico o bien, quieres contribuir con esta Institución, te invitamos a visitar nuestra página de Facebook o llamar a la línea telefónica: 5292-5131 disponible 24 hrs. sin costo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAl pan, pan y al vino, vino…
Artículo siguienteTurbulencia
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.